+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El Gobierno prevé la subida fiscal de 5.659 millones para el 2021

El IVA de las bebidas azucaradas pasa al 21% y crean una tasa para el envase plástico de un uso El Ejecutivo evita precisar otros tributos, aún pendientes de negociar entre PSOE y Podemos

 

33 La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. - DAVID CASTRO

El Gobierno prevé la subida fiscal de 5.659 millones para el 2021 -

ROSA MARÍA SÁNCHEZ
16/10/2020

E l Gobierno prevé ingresar 6.487 millones adicionales en el 2021 como consecuencia de las subidas de impuestos previstas por el Ejecutivo y de la nueva ley de lucha contra el fraude fiscal. Así figura en el Plan Presupuestario del conjunto de las administraciones para el próximo año que el Gobierno remitió ayer a Bruselas.

La cifra de mayor recaudación por medidas fiscales incluye los 828 millones previstos por aplicación del proyecto de ley de lucha contra el fraude. El resto son subidas de impuestos, por un total de 5.659 millones . Este cálculo incorpora los nuevas tasas sobre servicios digitales (968 millones) y transacciones financieras (850).

Además, el plan apunta la creación del impuesto sobre envases de plástico de un solo uso, con el que el Gobierno prevé recaudar 491 millones. También incluye el incremento del IVA de las bebidas azucaradas y edulcoradas del 10% al 21% (340 millones). Para una lata de refresco con un precio actual de un euro, el incremento sería de 11 céntimos.

Además, la subida de impuestos por 5.659 millones incluye otras medidas tributarias que no se detallan en el documento remitido a Bruselas y que podrían estar pendiente de negociación entre los dos socios del Gobierno de coalición, PSOE y Unidas Podemos.

Así, el documento alude además, de forma genérica, a medidas en el ámbito de la fiscalidad verde por importe de 1.311 millones en el ejercicio 2021, No está claro si se trata de una nueva fiscalidad para el diésel.

También se alude a 550 millones previstos en el 2021 y 1.998 millones en el 2022 por subidas en la imposición directa a las rentas más altas. De nuevo, aquí no existen detalles ni se precisa si se está hablando de IRPF y de Sociedades, o solo de uno de estos dos impuestos directos.

Por último se apunta a una mayor recaudación de 1.509 millones en el 2021 por imposición indirecta. Queda sin resolver si esta cifra puede tener que ver la eliminación de la exención en el IVA de los servicios privados de sanidad y educación, que está sobre la mesa de negociación.

La subida prevista para las pensiones es la misma que la que se ha aplicado en el 2020. En todo caso, el Gobierno se reserva la decisión final sobre las prestaciones públicas al resultado de la posterior negociación política –en el marco del Pacto de Toledo– y con los agentes sociales.

El plan presupuestario no hace referencia a la posible variación de los sueldos de los empleados públicos. En el 2020, la subida ha sido del 2%. La presentación de un plan presupuestario ante Bruselas antes del 15 de octubre forma parte de los mecanismos de gobernanza de las cuentas que impone el Pacto de Estabilidad y Crecimiento

El plan presupuestario no es lo mismo que el proyecto de ley de Presupuestos del Estado, que, según la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se presentará en el Congreso antes de que acabe octubre. Sin embargo, debe incluir las grandes cifras de ingresos y gastos de las administraciones públicas, así como el escenario macroeconómico en el que se deberán desenvolver las cuentas. H