+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Plan de reformas

El Gobierno quiere implantar la ‘mochila austriaca’ en el 2020

Calviño rechaza ver el documento como el anticipo de un programa electoral. Favorecer la movilidad laboral forma parte de la ‘Agenda del Cambio’

 

La ministra de Economía, Nadia Calviño, ayer. - EFE / CHEMA MOYA

Rosa María Sánchez
09/02/2019

El Gobierno se plantea implantar de forma gradual, a partir del 2020, una fórmula de la conocida como mochila austriaca que permita a los trabajadores acumular sus derechos en supuestos de despido improcedente o formación y llevarlos consigo aun en el caso de cambio de empleo. La finalidad de esta medida que el expresidente Rodríguez Zapatero no logró acometer por su elevado coste es favorecer la movilidad laboral de unos trabajadores que a veces se resisten a cambiar de empleo para no perder la antigüedad y el derecho a una mayor indemnización en caso de despido.

El objetivo y el horizonte temporal del 2020 para poner en marcha «un sistema de cuentas individuales de capitalización para la movilidad a través de la creación del Fondo correspondiente» aparecen señalados en la «Agenda del Cambio». Se trata de un documento de 88 páginas adoptado por el Consejo de Ministros, que incluye más de 60 medidas de reformas económicas y sociales en distintos ámbitos. El documento fue presentado por la ministra de Economía, Nadia Calviño, como «una hoja de ruta» para orientar la economía en una senda de crecimiento «equilibrado, sostenible e inclusivo».

«Es importante poner las luces largas para saber qué modelo de crecimiento y de país queremos», dijo Calviño en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros exponiendo un planteamiento que bien podría ser adoptado en la presentación de un programa electoral. «Nuestra determinación para gobernar en los próximos años es clara», dijo Calviño para alejar cualquier interpretación de su plan en clave de «programa electoral» ante una hipotética convocatoria anticipada de elecciones generales sugerida por los periodistas.

Las medidas que integran esta «Agenda del Cambio» afectan a cinco áreas: educación y formación, transición ecológica, avance científico, mercado laboral y reducción de la desigualdad y protección del estado de bienestar.

Algunas de las medidas que integran este plan ya han sido incorporadas al proyecto de Presupuestos (lucha contra la pobreza infantil); otras ya están en vigor (subida del SMI); las hay en fase de proyecto (la reforma educativa) y algunas forman parte de los compromisos asumidos por el Gobierno en los últimos meses (futura ley de cambio climático). La mayor parte se plantea para un horizonte de dos años (2019 y 2020), si bien existen propuestas con una meta más alejada, como la reforma del sistema de Seguridad Social, entre el 2019 y 2024.

En lo relativo al empleo, el documento propone «derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012» entre el 2019 y el 2020, en consenso con los agentes sociales y las fuerzas parlamentarias. En este mismo horizonte temporal se sitúan los propósitos de elaborar un «nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI», «simplificar y reordenar el menú de contratos de trabajo» o «impulsar el contrato fijo discontinuo» .