+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SECTOR FINANCIERO

Guindos recuerda el reto pendiente de privatizar Bankia y BMN en el 2017

El ministro subraya que los bajos tipos de interés han llegado al límite. El titular de Economía pide el apoyo parlamentario para la salida "definitiva" de la crisis

 

El ministro de Economía Luis de Guindos, en una imagen de archivo. - EFE / VILLAR LÓPEZ

ROSA MARÍA SÁNCHEZ / MADRID
10/11/2016

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha recordado este miércoles el reto pendiente del Gobierno español de acometer la privatización de las entidades nacionalizadas para culminar el proceso de reestructuración del sector financiero español. Según el acuerdo firmado con la Unión Europea en el 2012 para el rescate del sector financiero (el MoU) estos procesos deberían culminar antes de finalizar el 2017. El Estado controla alrededor del 65% tanto de Bankia como de BMN.

"Es preciso culminar el proceso de reestructuración del sector financiero con la privatización de las entidades todavía nacionalizadas", ha afirmado Guindos con motivo de la novena conferencia de banca internacional que organiza Banco Santanderen Boadilla del Monte (Madrid), según el texto de la intervención difundido por el Ministerio de Economía.

 
SIETE PRIORIDADES

Guindos ha enmarcado esta medida dentro de los siete desafíos que, a su juicio, encara el nuevo Gobierno y como uno de los ejes que deben marcar "la estrategia de política económica". En concreto, el ministro se ha referido a cumplir los compromisos fiscales con Bruselas (y reducir el déficit al 3,1% del PIB en el 2017), reformar el sistema de pensiones, acordar un nuevo modelo de financiación autonómica, estimular el tamaño de las empresas, seguir impulsando medidas de liberalización y a apoyar la gobernanza del eruo y los acuerdos comerciales en negociación dentro del debate europeo.

El ministro de Economía ha iniciado su intervención ensalzando el intenso crecimiento de la economía española, "la que más crece entre los países desarrollados de mayor tamaño". Tras destacar los riesgos a la baja que persistene en el entorno internacional, De Guindos se ha referido a la ya escasa capacidad de respuesta que le queda a lapolítica monetaria expansiva de los bancos centrales de todo el mundo, con tipos de interés "ultra reducidos" que "podrían mantenerse durante cierto tiempo". Con todo, "esta política alcanza hoy claramente sus límites e incluso plantea potenciasles efectos colaterales no deseados", ha reflexionado el ministro, en alusión a las dificultades que los los bajos tipos de interés plantea para el negocio bancario.

"Hoy nuestro sector financiero tiene una situación saneada y estable", ha dicho. No obstante, el sector debe afrontar aún "importantes retos que son comunes al resto de la banca europea". Entre estos, ha citado el de "asegurar la rentabilidad en un contexto de bajos tipos de interés, incluso negativos".


SITUACIÓN POLÍTICA

De Guindos también se ha referido a las circunstancias políticas del nuevo Gobierno, "que no cuenta mayoría parlamentaria" y por ha requerido el apoyo del resto de las fuerzas políticas para "poner en marcha la agenda económica" mediante acuerdos y sacar a España definitivamente "de la peor crisis de nuestra historia". Según ha dicho, "se trata de una responsabilidad no solo del gobierno, sino que comparten todos los grupos políticos".