+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SUPERMERCADOS

Lidl amenaza con dar el 'sorpasso' a Dia en 2020

Mercadona suma diecisiete años de crecimiento y alcanza 1 de 4 euros del presupuesto en gran consumo / La comida ecológica se convierte en "habitual" en las despensas al llegar a siete de cada diez hogares

 

Un establecimiento de la cadena alemana Lidl. - AFP / BOSSE NILSSON

SARA LEDO
04/02/2020

Lidl amenaza con dar el 'sorpasso' a Dia este año. La cadena alemana ha duplicado su presencia en España en la última década, al pasar de un 2,5% de cuota de mercado en 2009 a un 5,6% en 2019. Un ascenso al Olimpo de los supermercados que se ha acelerado desde el año 2014, momento en el que la compañía empezó a crecer a un ritmo superior a los 0,4 puntos al año, salvo por la excepción de 2017. En 2019, el crecimiento fue récord, de 0,7 puntos, lo que le sitúa muy cerca de su principal competidor: un agónico Dia.

Una guerra por arañar cuota de mercado que, de momento, no se ha visto materializada en un cambio en los puestos. El líder sigue siendo Mercadona (25,5%), seguido de lejos por Carrefour (8,7%), Dia (6,4%), Lidl (5,6%), Eroski (4,9%) y Auchan (3,5%). Pero que amenaza con variaciones de forma inminente.

Además, de su impronta en el último año, a Lidl le avala su penetración (cantidad de hogares a los que llega) que alcanza el 91,7%, la más alta de toda la gran distribución, por lo que su objetivo pasa por "llenar más cestas", según el director de retail de Kantar, Florencio García. Al mismo tiempo que Lidl se hace fuerte en España, Dia se hace débil. La cadena de supermercados del magnate ruso Mijail Fridman no consigue dar portazo a los fantasmas del pasado al reducir su cuota en 1,1 puntos porcentuales en 2019. "Está en su mano tener una reacción rápida porque cada vez se reduce más su margen de tiempo para reformar y cambiar esa tendencia", explicó García que dio una clave: los Dia&Go y los Plaza que ganan peso, en detrimento de los supermercados clásicos del grupo.

Quien no tiene rival es Mercadona. La cadena valenciana consiguió un año más incrementar (0,6 puntos) su posición en el mercado español y ya van, al menos, diecisiete años seguidos. Desde el año 2002, la cadena de Juan Roig es la única que nunca ha cedido cuota. En 2019 ha conseguido un nuevo hito, que uno de cada cuatro euros (25,5%) del presupuesto español en gran consumo vaya a parar a su bolsillo. Y, según Kantar, todavía tiene más margen de crecimiento, a través de su expansión en regiones con menor presencia como el País Vasco, su apuesta por los frescos, el 'listo para comer', el refuerzo de Internet o Portugal.

En frescos, la cadena ha pasado de tener un 14% de cuota en 2010 a un 22% en 2019 y ahí está la clave de su evolución en el último año, según explicó García. Por su parte, Carrefour logra volver a crecer (0,3 puntos) de la mano de los productos 'listo para comer' y los productos ecológicos con los que han conseguido capitalizar las tendencias del mercado, además del refuerzo de la proximidad con Carrefour Super, Carrefour Market y Carrefour Express.

La tendencia se fija en los frescos y los bio

Los productos frescos y los productos ecológicos son los nuevos reyes de la cesta. En el caso de los frescos se incrementó su gasto en 2019 un 2% gracias al encaremiento de precios de productos básicos como la cebolla y la apuesta de los clientes por productos más sofisticados como el jamón ibérico o el aguacate. En el caso la comida ecológica, los productos bio se convierten en un "habitual" de las depensas españolas al llegar al 70% de los hogares.

En conjunto, en 2019 los españoles nos hemos gastado un 1% más en productos de gran consumo, a pesar de consumir un 0,9% menos volumen, sobre todo en alimentación envasada que cae un 1,2%, debido a un mayor consumo fuera del hogar, un patrón que se ha acentuado en los últimos años, según Kantar. Pero, también por esa mayor elección hacia productos frescos en el super que provoca el trasvase del canal tradicional (pescadería, frutería, carnicería, etc) al surtido corto.