+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRAS la opa a la cadena

El magnate ruso Mijaíl Fridman se hace con el 69,76% de Dia

Letterone necesita convencer a un prestamista para ampliar capital

 

Una mujer pasa por delante de un establecimiento de la cadena Dia. - efe / javier lizón

SARA LEDO
18/05/2019

El magnate ruso Mijaíl Fridman se ha hecho con el 69,76% de la cadena de supermercados Dia sobre la que lanzó una opa a un precio de 0,67 euros por acción. Letterone, que ya era el principal accionista de la sociedad con el 29% del capital, ha conseguido el 40,76% del capital social de la entidad del que no era propietario. Estas cifras, anunciadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), aumentan las cantidades avanzadas en la mañana del viernes por Letterone que había contabilizado una aceptación del 29,36% que, sumado a su 29%, le daban el control del 58,36% del capital. Las acciones de la compañía abrieron la jornada con subidas que alcanzaron el 2,9%, pero después se desplomaron hasta un 4,18%.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) confirmó ayer al mediodía que la opa de Fridman sobre Dia había sido aceptada por 253,7 millones de acciones que representan el 57,41% de las acciones a las que se había dirigido la oferta. En concreto, el 40,76% del capital de la compañía que sumado al 29% del que Letterone ya es propietario totaliza la cuantía de 69,76%, es decir, un poco más de los 64,5% que se había marcado como objetivo Mijaíl Fridman cuando lanzó la oferta allá por el mes de febrero.

Sin embargo, los accionistas se quejaron durante todo el proceso del bajo precio que Fridman ofrecía Fridman -0,67 euros la acción y no los 3,73 euros que pagó el inversor por la compra de acciones en el mes de octubre- y tensaron la cuerda, lo que obligó a Letterone a eliminar el nivel mínimo de aceptación.

Sea como fuere, Mijaíl Fridman se ha hecho finalmente con el control de la compañía.

El millonario ruso tiene ahora dos retos en el horizonte más inmediato para salvar la tercera cadena de supermercados en España: la refinanciación de la deuda y una ampliación de capital de 500 millones de euros.

Y la una está condicionada a la otra porque, según explica Letterone, la ampliación de capital «solo puede llevarse a cabo tras llegar a un acuerdo con todos los prestamistas sindicados de la sociedad».

Dia tiene un préstamo sindicado de 912 millones de euros que caduca el próximo 31 de mayo. El fondo del inversor ruso ha conseguido un principio de acuerdo sobre «una estructura de capital viable» con 16 de los 17 prestamistas que representan el 77,5% de la financiación sindicada, pero le falta uno para cerrar el círculo.

Según apuntaron fuentes del mercado esta semana, es con el Banco Santander con quien Fridman no se acaba de entender. Y el tiempo corre. Dia necesita una inyección de capital que revierta sus fondos propios negativos y debería hacerla antes del lunes 20 de mayo, fecha límite para la entrada en preconcurso de acreedores.