+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Fitur

Meliá abrirá 23 hoteles este año con el foco puesto sudeste asiático

La cadena que dirige Gabriel Escarrer tiene firmados 62 establecimientos para poner en marcha en los próximos años

 

El Hotel Meliá de La Habana. -

22/01/2020

Meliá abre un hotel nuevo cada quince días, según su vicepresidente y consejero delegado, Gabriel Escarrer. Un ritmo que mantendrá durante los próximos dos o tres años, pues la cadena tiene firmados contratos para abrir 62 establecimientos con el foco puesto en el sudeste asiático, donde aspira a ser la primera cadena vacacional en un plazo de cinco años.

La cadena cuenta actualmente con 84.000 habitaciones que ascenderán a 100.000 cuando abra todos los establecimientos firmados, según informó Escarrer en el marco de Fitur donde advirtió sobre la importancia de la digitalización y la sotenibilidad para el futuro del sector. En concreto, son 62 nuevos establecimientos (15.400 habitaciones) que estarán en tres zonas: cuenta mediterránea (34 hoteles), Caribe (8) y Asia-Pacífico (20).

El foco de la hotelera se centra en Asia con una fuerte apuesta que ha provocado que en los últimos cuatro años duplique su cartera, al pasar en 2015 de 10 hoteles en operación y 20 en proyección, a tener en la actualidad 24 establecimientos abiertos y 27 en pipeline. De hecho, Meliá ya es la primera compañía hotelera en Vietnam y aspira a alcanzar el mismo nivel en Indonesia y Tailandia.

Este año 2020 abrirá 23 hoteles. 11 en EMEA (Europa, África y Asia), 9 en el sudeste asiático, 2 en el Caribe y solo uno en España. Será el ME Barcelona del que Escarrer aseguró que "será un icono para la ciudad" catalana. "El ciclo hace que haya aperturas más interesantes en otros lugares donde la rentabilidad sea más rápida", se justificó Escarrer ante los bajos planes en España. El dirigente hotelero recordó que Meliá es la primera cadena hotelera en este país y no dejará de serlo, a pesar de las pocas aperturas previstas.

"Este año, entre la quiebra de Thomas Cook, que ha puesto de manifiesto un modelo de negocio complicado, y la necesidad de digitalizarse y no tener esas economías de escala y medios para acometer esa inversión, hará que a los hoteleros independientes no les quede más remedio que asociarse mediante contratos de gestión o franquicia a grupos hoteleros", aseguró Escarrer.

La gestión de los hoteles es uno de los principales ejes de crecimiento de la compañía que cuenta con contratos con grandes fondos de inversión como con segundas generaciones de hoteleros que no quieren soltar el activo pero sí necesitan apoyo. Meliá cuenta actualmente con 84.000 habitaciones, de las cuales un 58% son en régimen de gestión y franquicia y un 42% en propiedad y alquiler.