+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

previsiones

La OPEP revisa a la baja el consumo mundial de crudo

La organización espera una caída de la demanda en Europa y un incremento en China

 

Pozos petroleros del yacimiento chino de Shengli. - EFE

EL PERIÓDICO
16/08/2019

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha revisado a la baja su pronóstico de consumo mundial de crudo para el 2019, cuando la demanda aumentará en 1,10 millones de barriles diarios, lo que supone un recorte de 40.000 barriles al día respecto a su previsión de julio, hasta un total de 99,92 mb/d como consecuencia de la desaceleración de la economía.

De cara al próximo año, no obstante, el cártel mantiene su previsión de un crecimiento de 1,14 mb/d del consumo global de crudo, hasta 101,05 mb/d, aunque advierte de que esta proyección "está sujeta a riesgos a la baja derivados de las incertidumbres relacionadas con el desarrollo económico global".

De este modo, la OPEP prevé una evolución positiva de la demanda de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en el 2010, aunque apunta que, mientras los representantes americanos del 'club de países ricos' registrarán crecimiento, la demanda de los miembros europeos y asiáticos de la OCDE caerá.

No obstante, el cártel sigue anticipando que la mayor contribución al crecimiento de la demanda de petróleo en el 2020 procederá de los países al margen de la OCDE, particularmente China. En el caso de Europa, las proyecciones de demanda de crudo de la OPEP se ven afectadas por las incertidumbres sobre el desempeño económico de la región, advirtiendo de que la elevada fiscalidad aplicada al uso de hidrocarburos y los sustitutivos del combustible, particularmente vehículos eléctricos en algunos mercados, son factores que podrían lastrar la demanda de crudo.

De este modo, las proyecciones de la OPEP apuntan a una caída de la demanda de petróleo en Europa en 2019 de unos 20.000 barriles diarios, que el próximo año se acelerará a 30.000 barriles al día.