+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PROGRAMA DE '110 MEDIDAS'

El PSOE promete ligar las pensiones al IPC real

Se compromete a acabar con el déficit de la Seguridad Social en cinco años

 

Pedro Sánchez durante la presentación de las 110 principales medidas de su programa electoral. - BALLESTEROS (EFE)

EL PERIÓDICO / AGENCIAS
27/03/2019

El PSOE se compromete en su programa electoral a actualizar cada año las pensiones en función del IPC real y a aumentar en mayor medida las pensiones mínimas y no contributivas, para lo que eliminará el actual Índice de Revalorización (IRP), que limita la subida de las pensiones a un máximo del 0,25% en situaciones de déficit en la Seguridad Social.

No obstante, este índice no se ha aplicado ni en los años 2018 ni 2019, cuando las pensiones han subido con carácter general un 1,6%, por encima del IPC previsto. Sin embargo, el IRP sigue vigente, por lo que el PSOE asume el compromiso de derogarlo.

Lo que no derogará si vuelve a gobernar tras las elecciones generales del 28 de abril es el factor de sostenibilidad, cuya entrada en vigor fue aplazada hasta 2022. El PSOE no habla de suprimirlo, pero sí de reformarlo buscando un "diseño compartido" con los agentes sociales.

El PSOE se compromete en su programa de '110 medidas' a reformar el sistema de pensiones desde el Pacto de Toledo y el diálogo social y se da cinco años para eliminar el déficit de la Seguridad Social, un objetivo que ya había mencionado la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, el pasado verano. Para ello buscará que las cotizaciones sociales soporten el gasto de naturaleza contributiva y amentará progresivamente las aportaciones del Estado ante el gasto ligado a la jubilación de la generación del 'baby-boom', que supondrá pasar de pagar las 9,7 millones de pensiones actuales a más de 14,4 millones de pensiones.

MEDIDAS LABORALES Y FISCALES


En materia de empleo, el PSOE tampoco habla de derogar la reforma laboral, sino de eliminar los "aspectos más lesivos" de la misma y de elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores para el Siglo XXI. También se compromete a seguir aumentando de manera gradual el salario mínimo, hasta alcanzar el 60% del salario medio y a reordenar los contratos para dejarlos en tres modalidades: indefinido, temporal y formativo.

En materia fiscal, el PSOE no incluye finalmente el impuesto a la banca en su programa electoral, pero se compromete a las medidas fiscales ya anunciadas, como reforzar la progresividad del sistema fiscal, incrementando la aportación de las grandes empresas y de los contribuyentes de ingresos más altos y grandes patrimonios.

También promoverá la armonización a nivel europeo con los impuestos sobre determinados servicios digitales ('Tasa Google'), el impuesto sobre transacciones financieras ('Tasa Tobin') y el impulso a la fiscalidad ambiental que desincentive la contaminación y favorezca la transición ecológica.

Por otra parte, el PSOE se propone recuperar la renta básica de emancipación para el alquiler de vivienda por parte de jóvenes con bajos ingresos, una medida similar a la que el Gobierno de Zapatero puso en marcha en su día y también a la que recientemente ha puesto en funcionamiento la Comunidad de Madrid.