+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

DAÑOS CLIMÁTICOS

Rebaja del IRPF al sector agrícola por las inundaciones del 2019

La reducción de la base imponible alcanza los 614 millones de €

 

EUROPA PRESS
11/04/2020

El Boletín Oficial del Estado recogía el jueves la Orden del Ministerio de Hacienda por la que se reducen los índices de rendimiento neto aplicables en el 2019 en el sistema de estimación objetiva del IRPF o de módulos para agricultores y ganaderos afectado por los daños climáticos.

Los agricultores y ganaderos españoles afectados por la sequía del 2019, así como por los daños causados en septiembre por el temporal de DANA (depresión aislada en niveles altos).

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación calcula que la aplicación de esta norma en el sector agrario supone una rebaja de la base imponible del orden de 614 millones de euros para el sector agrario, la mayor cifra del último quinquenio y aproximadamente el triple de la del 2018.

La orden publicada beneficia, a nivel estatal, a agricultores y ganaderos dedicados a los cultivos herbáceos, olivar, cítricos, frutales no cítricos, así como a los productores de ganadería extensiva, vacuno de leche y apicultura.

El sistema de estimación objetiva agraria es el mayoritario entre los agricultores y ganaderos españoles, con cerca de un millón de declarantes. Las reducciones de módulos aprobadas se traducen en una disminución proporcional de la base imponible de los rendimientos de la actividad agraria, y por tanto, del resultado de la declaración del IRPF del 2019.

Para aplicar la rebaja, se han tenido en cuenta daños climáticos y otro tipo de adversidades, como los derivados de problemas de mercado. Además de las reducciones a nivel estatal, se han efectuado rebajas a nivel autonómico, provincial o municipal, entre las que destaca el viñedo, por abarcar a zonas productoras importantes. También se aplica el coeficiente corrector por uso de electricidad para el riego, y que supone una reducción de un 20% del rendimiento neto.