+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

AUTOMOCIÓN

Ribera asegura que no habrá "cataclismos" en la demanda de coches de combustión

La ministra en funciones asegura que la demanda irá cayendo lentamente en favor de los vehículos eléctricos, que serán ocho millones para 2040. Ribera ha destacado que España debe jugar un papel "proactivo" en la electrificación para que su industria pueda ser líder en un futuro eléctrico y digital

 

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. - DAVID CASTRO

EL PERIÓDICO
11/07/2019

La ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, ha asegurado en la jornada "Los retos del coche eléctrico" que "no se van a producir cataclismos en la demanda de los coches de combustión interna".

Ribera ha admitido que, realmente, sí se venderán cada vez menos vehículos de combustión, pero la demanda virará hacia los coches de propulsión alternativa. En ese sentido, el negocio de los fabricantes de vehículos también cambiará y se centrará cada vez más en nuevos servicios de movilidad, actividad que combinarán con la producción de vehículos y cuyos ingresos podrían superar los 1,2 trillones de euros.

Apoyándose en varios estudios, la ministra en funciones ha previsto que la venta de vehículos de combustión empiece a caer a partir de ahora en favor de vehículos "limpios" hasta llegar a las ocho millones de unidades eléctricas en circulación en 2040. Según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), solo el 0,9% de los vehículos vendidos en España en junio eran 100% eléctricos.

ESPAÑA DEBE JUGAR "UN PAPEL PROACTIVO"

La ministra ha considerado que España "debe jugar un papel proactivo" de cara a la electrificación del parque automovilístico, y ha mostrado su confianza a la industria nacional asegurando que cuenta "con capacidad suficiente como para ejercer el liderazgo" en el campo de la movilidad eléctrica y los nuevos servicios de movilidad.

Para ello, Ribera ha defendido algunas medidas tomadas ya por el gobierno, como la eliminación de la figura del gestor de cargas de coche eléctrico a finales en otoño del año pasado, facilitando así la instalación de puntos de carga por parte de empresas del sector servicios. Además, también ha recordado las ayudas que el ejecutivo ha ofrecido para la adquisición de vehículos eléctricos, que ha asegurado que seguirá ofreciendo hasta que se equiparen los precios de los eléctricos con los de combustión en 2025, y ha señalado que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) tiene el encargo de repasar la estructura tarifaria para facilitar la electrificación.

La ministra en funciones ha estimado unos beneficios de 560 millones de euros hasta 2030 por la transformación del parque. Para esa fecha, según el anteproyecto de Ley del Cambio Climático y Transición Energética, los vehículos eléctricos deberían suponer el 15% del total. Con todo, Ribera también ha incidido en la necesidad "de un cambio estructural" en el uso de la energía en el camino hacia la electrificación. "Necesitamos energía renovable y autóctona que sea producida cada vez a menos coste y una forma más eficiente hacia una energía más próxima y respetuosa con el medio ambiente", ha añadido.

Ribera no se ha olvidado de reiterar la necesidad de crear zonas de bajas emisiones en ciudades de más de 50.000 habitantes. "La calidad del aire es el problema de la salud ambiental más grave, una cuestión de Estado. España está comprometida con la calidad del aire, la calidad industrial y la cualificación profesional. Tendremos que seguir avanzando hacia un mundo descarbonizado para cumplir con los objetivos internacionales", ha concluido.