+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SITUACIÓN DE UN RAMO ESTRATÉGICO

El sector eólico exige revisar la reforma energética del PP

Los productores han ingresado en el primer semestre 500 millones menos pese a ser la primera fuente para electricidad

 

Campo eólico de Acciona en Navarra. - AGUSTÍ CARBONELL

AGUSTÍ SALA
28/06/2016

El sector eólico reclama revisar la reforma energética aprobada por el anterior Gobierno del PP y restablecer la estabilidad regulatoria, así como modificar el sistema de rentabilidad por uno "para toda la vida útil de las instalaciones". En la inauguración del II Congreso Eólico Español, el presidente de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), Juan Diego Díaz, ha exigido que se devuelva al sector parte de lo que que ha perdido, al ser "el más perjudicado" por la reforma energética, aprovechando que existe superávit en el sistema eléctrico.

Solo con estas medidas se podrían superar los 32.000 megawatios (MW), desde los 23.000 actuales, en el 2030 y sumar 20.000 empleos en el sector, que son exactamente los que se han perdido desde el 2008, cuando empezaron los cambios regulatorios en este ramo.

Como muestra de los efectos de los cambios legales introducidos durante la pasada legislatura, Díaz ha destacado que las compañías que generan electricidad mediante el viento han ingresado en la primera mitad de este año unos 500 millones menos que un año atrás, a pesar de ser la primera tecnología del sistema. A esta cantidad hay que añadir otros 100 millones por el retraso en las liquidaciones.

INTERNACIONALIZACIÓN


Además, España ha descendido al quinto puesto mundial en potencia eólica instalada, ya que India le ha arrebatado en el cuarto lugar. El primero es China, con más de 145.000 MW; seguido de EEUU, con 74.471 MW; Alemania, con 44.947; India, con 25.088; y España, con unos 23.000 MW. Se da la circunstancia de que en China se instalaron el año pasado más MW que los instalados en España durante toda su historia.

Pero a pesar de los reveses, el 12% de los aerogeneradores instalados en todo el mundo se han fabricado en España. Y es que, de hecho, la internacionalización ha permitido al sector capear la crisis provocada por la reforma energética y la falta de un mercado local. El año pasado no se instaló ni un solo megawatio (MW) nuevo en España y este año se sigue una tendencia similar.

PACTO DE ESTADO


El presidente de la patronal eólica ha destacado que España fue el único país en el que el año pasado aumentó el consumo de carbón para producir energía. Díaz ha destacado la importancia de que todos los partidos defiendan un pacto de Estado por la energía. Pero, lo más urgente es "revisar la reforma energética para que se restablezca la estabilidad regulatoria" y que el sector obtenga "ingresos más estables y predecibles".

Esa es una de las únicas vías para que en España se puedan instalar los 6.400 megawatios (MW) necesarios para cumplir los compromisos con la Unión Europea (UE) para el 2020. Es preciso, ha dicho, un calendario preestablecido de subastas de potencia, tras el fiasco que supuso la primera convocado en cuatro años a finales del ejercicio pasado.

Directivos de las principales compañías del sector ha coincidido en al falta de "visión a largo plazo" para consolidar el negocio. El consejero delegado de EDP REnovables Europa, Joao Paulo Costeira, ha reclamado un sistema de subastas de potencia con previsibilidad y que sea "el corolario del sitema, no un parche".

A la vez que han criticado la falta de diálogo por parte del anterior Gobierno y la "arbitrariedad" del regulador, han admitido que el mercado español ha dejado de estar su punto de mira por falta de previsibilidad y estabilidad. Ángeles Santamaría, directora de Renovables en España y Europa de Iberdrola, ha asegurado que las inversiones se han redirigido hacia "donde son suficientes y artractivas". 

Durante el congreso participarán todos los agentes que intervienen en el sector. Está previsto que representantes de todos los partidos políticos debatan su modelo energético y el papel que otorgan a las energías renovables y, en concreto a la energía eólica.