+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Fondos europeos

Los sindicatos piden al Gobierno evitar compromisos con Bruselas que dejen sin oxígeno el diálogo social

El Ejecutivo ya ha enviado a Bruselas las líneas generales de las reformas a excepción de las más sensibles: reforma laboral y de las pensiones. UGT y CCOO temen que el Gobierno establezca compromisos con la Unión Europea que les dejen sin margen de negociación

 

Los sindicatos piden al Gobierno evitar compromisos con Bruselas que dejen sin oxígeno el diálogo social - MINISTERIO DE ECONOMÍA

SARA LEDO
15/01/2021

Los sindicatos UGT y CCOO han advertido este viernes al Gobierno que evite establecer compromisos con Bruselas que sean incompatibles con la negociación en el marco de la mesa de diálogo social, en relación con la reforma laboral y la reforma de las pensiones. "Los compromisos con la Unión Europea no pueden ser tan taxativos como para dejar sin oxigeno las mesas de diálogo social", ha advertido Unai Sordo al término de la reunión de la mesa de diálogo social sobre el Plan de Recuperación que debe guiar el acceso a los 140.000 millones de los nuevos fondos europeos asignados a España.

Con este encuentro se da continuidad a las reuniones celebradas el pasado 16 de noviembre con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la del día 27 de noviembre que lideró la propia ministra de Asuntos Económicos. Esta vez, además de la ministra Calviño y los representantes sindicales y patronales (Antonio Garamendi de CEOE y Gerardo Cueva de Cepyme), han participado los cinco ministros económicos del Gobierno (Teresa Ribera, Reyes Maroto, Yolanda Díaz, María Jesús Montero y José Luis Escrivá) que han presentado las líneas generales de las reformas y planes de inversiones en los que está trabajando el Ejecutivo para recibir el dinero europeo.

Según ha explicado Calviño, el plan que se enviará a Bruselas está formado por 30 grandes componentes en los que se recogen 170 reformas para modernizar la estructura productiva del país con cuestiones relativas a la educación, el turismo, la salud, la vivienda, la política agrícola y pesquera, la movilidad sostenible, la energía, la justicia o la modernización de la administración, así como reformas en el ámbito laboral y de las pensiones. Durante el mes de diciembre han sido ya enviados 28 de esos 30 componentes, a excepción de los dos últimos, relativos a la reforma laboral y de las pensiones, que todavía no se han enviado para "tener una reunión con los agentes sociales y exponer si nuestra aproximación está alineada con lo que esperan los agentes sociales", según ha indicado Calviño.

Detrás de cada uno de esos componentes, la Comisión Europea espera cierto grado de detalle, concreción y análisis, según ha avanzado la ministra, y eso es lo que estarían haciendo en el ámbito laboral y de las pensiones: "Identificar los principales elementos de reforma para mejorar la estructura de los contratos, la negociación colectiva, las políticas activas de empleo, reducir la dualidad del mercado laboral, modernizar el funcionamiento de los servicios públicos de empleo (17 reformas conforman este paquete) y lo mismo en el ámbito de las pensiones".

En este sentido, los sindicatos han pedido al Gobierno "conocer el contenido concreto de los documentos" --algo que Calviño ha asegurado que les remitiría la próxima semana-- para evitar que España llegue a compromisos con Bruselas "que dejen sin margen al diálogo social". "No vamos a hacer actos de fe, ha advertido Sordo, ante la falta de detalle y a pesar de que, según ha reconocido el representante sindical, el Gobierno les ha asegurado "que habrá márgenes y el diálogo social jugará una parte importante". "Se deduce del conjunto de la reunión que va a haber margen para el dialogo social, pero nosotros no conocemos las fichas ni el contenido de las 170 reformas, solo podremos opinar cuando las hayamos leído y podamos decir si hay suficiente margen o no. En todo caso, le hemos dicho al Gobierno que si no hay margen que no cuenten con nosotros para la negociación. No se puede ser más claro", ha remachado Pepe Álvarez.

Por su parte, el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, ha pedido prudencia al Ejecutivo porque cualquier reforma hoy puede llevar al traste ese esfuerzo máximo que está haciendo el mundo empresarial y los trabajadores y realismo para que se tenga en cuenta en las propuestas "la situación en la que estamos".