+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

HISTORIAS MÍNIMAS

La solución al "¿Qué me pongo?"

Vudoir es una red social que ayuda a decidir qué ropa utilizar cada día. Los usuarios suben fotos con las opciones y los demás votan qué les sienta mejor

 

Los fundadores de Vudoir, Paolo Rizzardini y Alina Franco. - FERRAN SENDRA

CRISTINA MARTÍN VALBUENA
29/01/2017

La duda eterna. Los pantalones beige o los azul oscuros. La camisa con corbata marrón o solo con americana. Esos momentos de indecisión antes de salir de casa, delante del espejo y con poco tiempo. Todas estas preguntas han encontrado una solución: Vudoir, una red social que te ayuda a decidir qué ponerte.

Para ello, el interesado debe subir dos fotografías en las que se vean las opciones de modelo disponibles y los otros usuarios, la aplicación cuenta con 55.000, votan qué prefieren. Dependiendo de la urgencia con la que se necesita una respuesta, el usuario puede determinar el tiempo que dispone, desde cinco minutos, si se encuentra en un apuro o en un probador de ropa y no sabe qué comprarse, hasta un par de días, si tiene qué decidir un regalo par alguien o qué ponerse en una cita concreta.

Alina Franco es quien está detrás de este proyecto. La idea surgió cuando asistía a una pasarela de moda, en la que vio que muchas personas del público le preguntaban a una 'blogger' que "por las mañanas no sabían qué era lo que les quedaba mejor, que no sabían cómo combinar la ropa que iban a ponerse", recuerda Franco. "Son cosas muy triviales, pero quien más, quien menos le dedica tiempo a estas preguntas y a encontrar un estilo de ropa que encaje con su forma de ser, con el que quiere sentirse cómodo", razona Franco.

LO QUE QUIERE LA GENERACIÓN Z

Los adolescentes son sus principales usuarios y, por eso, Vudoir apostaron por pedirles consejo para ver cómo tenía que evolucionar la aplicación. "Fuimos a una escuela y escogimos a un grupo de diez a alumnos, con una edad comprendida entre los 16 y 18 años. No queríamos que actuaran como un grupo de consumidores y tampoco nos importaba si no usaban la aplicación, lo que pretendíamos era que fueran capaces de leer su generación, que nos dijeran que es lo que más valoran sus compañeros, cómo se comunican entre ellos, qué canales prefieren... Que actuaran cómo si la empresa fuera suya", cuenta Franco.

Los resultados permitieron que la red social se adaptara a sus gustos. Por ejemplo, Franco barajaba incorporar filtros a las fotografías que se subían, pero los estudiantes explicaron que preferían que "Vudoir fuera sucio, que las imágenes estuvieran mal hechas o que fueran improvisadas, sin ningún tipo de retoque".

"Estos son detalles que intuitivamente a nosotros no se nos ocurren. No entiendes que estas cosas pueden ser tan importantes para ellos y, con su asesoría, podemos rellenar el hueco generacional que nos separa. Los 'inputs' que sacamos son muy interesantes", concluye Franco.

COMPRAR DESDE LA APLICACIÓN

El futuro de esta red social pasa por abrir un espacio de compra 'on line' para los usuarios, que será personalizado, según las preferencias que hayan mostrado en la información que hayan ido subiendo a la red social. Franco comenta que, como "sus clientes no tienen mucho poder adquisitivo", la plataforma buscara "productos que sean asequibles para ellos".

Además, tanto los datos que revelen con sus dudas estilísticas sobre qué ponerse como los que se sepan con sus compras a través de Vudoir, será una información que se venderá a marcas de ropa, para que estas "puedan saber cuáles son los gustos de sus consumidores y que es lo que quieren comprar", según Franco.