+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

AUTOMOCIÓN

Tesla consigue sus primeros beneficios anuales en 2020

Tesla ganó 721 millones de dólares, 595,3 millones de euros, en 2020 para cerrar su primer ejercicio en positivo desde su fundación hace 17 años. Elon Musk confirmó que espera abrir dos plantas este año, en Berlín y Austin, y que prevé empezar a producir el Semi y el Cybertruck en 2021

 

Tesla consigue sus primeros beneficios anuales en 2020 -

ÀLEX SOLER
28/01/2021

Aunque ya es el sexto trimestre consecutivo en el que Tesla consiguió beneficios, la firma californiana de vehículos eléctricos cerró en 2020 su primer ejercicio completo con ganancias, hecho con el que cierra definitivamente el debate sobre su capacidad para ser rentable. Este hito lo consigue la compañía 17 años después de su fundación en un ejercicio en el que la industria automovilística ha sufrido sobremanera por culpa del covid-19. La empresa capitaneada por Elon Musk cerró el cuarto trimestre del año con unos beneficios netos de 270 millones de dólares (222,9 millones de euros), con lo que acaba el año con ganancias netas por valor de 721 millones de dólares (595,3 millones de euros).

La facturación de Tesla durante el último trimestre del año fue de 10.700 millones de dólares, lo que supuso un 46% más respecto al mismo período del año anterior, y el margen operativo de su división de automóviles se situó en el 24%, ligeramente por debajo del margen medio anual, que alcanzó el 25,6%. Sus ingresos anuales alcanzaron los 31.536 millones de dólares, un 28% más. "El margen continuará creciendo", dijo Zach Kirkhorn, director financiero de Tesla durante la presentación de los resultados.

Además de la mejora de la rentabilidad de sus negocios, Tesla se benefició enormemente el año pasado de los tratos realizados con otras compañías para compensar las emisiones de sus rivales y así evitar las multas europeas, algo que, por ejemplo, hizo con el Grupo FCA (ahora Stellantis tras la fusión con PSA). De hecho, la compañía ingresó 401 millones de dólares durante el cuarto trimestre derivados de estos negocios. Preguntado sobre el futuro de la compañía una vez esta fuente de ingresos dejara de llegar, Kirkhorn admitió que dichas ganancias fueron "más altas de lo esperado" pero aseguró que Tesla no se plantea hacer de esta práctica algo habitual.

Tesla cerró 2020 con un total de 499.647 vehículos entregados, un 61% más respecto a 2019 pero ligeramente por debajo del objetivo de 500.000 que se marcó el propio Elon Musk, su consejero delegado. Musk predijo en la presentación un crecimiento anual en las entregas superior al 50% durante los próximos años y que incluso podría ser más en 2021, aunque no quiso marcarlo como un objetivo primordial.

Tesla en 2021

Tesla no es de esas compañías que hacen estimaciones de ingresos y beneficios a un año vista. Elon Musk prefiere marcarse objetivos tangibles, como aperturas de plantas, hitos productivos o desarrollo de tecnología. En ese sentido, para 2021 Tesla espera abrir y operar en las fábricas que está construyendo actualmente, en Berlín, Alemania, y Austin, Texas, y seguir incrementando su ritmo productivo en Shanghái. Asimismo, Musk admitió que sería ideal entregar algunas unidades del pick-up Cybertruck este año, aunque consideró que un buen volumen de producción del vehículo no se alcanzará hasta 2022, al tiempo que confirmó que espera empezar a ensamblar su camión eléctrico, el Semi.

En una de las habituales afirmaciones que luego le suelen costar decepciones, Musk afirmó que el potencial de su sistema 'Conducción Autónoma Total' (FDS), un extra que vende desde hace años con sus coches pero sus usuarios todavía no han disfrutado, es enorme y dijo que el FDS podría "conducir mejor que un humano" este mismo año. El directivo se escudó en los avances en el FDS para defender que el valor bursátil de la compañía, el más elevado de la industria automovilístico con mucha ventaja sobre Toyota, "es apropiado".

Las acciones de Tesla cayeron un 5% hasta los 820,40 dólares por acción, en las 'after-hours' tras el cierre de Wall Street y la presentación de resultados.