+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

desmovilización de la izquierda

Podemos resiste con un escaño, pese a dejarse casi 5.000 votos en medio año

Saavedra arremete contra Compromís por no haber ido juntos para frenar a Vox

 

Marisa Saavedra tomó la palabra el acto de campaña que realizó la pasada semana Iglesias en València. - MEDITERRÁNEO

SARA RIOS
12/11/2019

Unidas Podemos resiste en la provincia consiguiendo amarrar el escaño que ya sacó en los anteriores comicios. La tendencia a la baja de la formación morada a nivel nacional también se ha visto reflejada en el número de votos en Castellón, ya que en menos de medio año se han dejado por el camino casi 5.000 sufragios, pasando de los 43.656 de abril a los 38.995 del pasado domingo. Si se analizan los datos con los comicios del 2016 se observa como casi duplicaban los sufragios, ya que entonces alcanzaron 71.860 al presentarse en confluencia junto a Compromís.

De todos modos, aunque pierde respaldos, el partido de Pablo Iglesias mantiene el tipo, a pesar de los continuos tira y afloja en el seno de la organización, también a nivel más local, como las vividas recientemente dentro de la confluencia en Castelló, donde forman parte del equipo de gobierno, con la disolución de Castelló en Moviment. Otros aspectos que les han podido hacer mella han sido las tensiones surgidas a raíz del fracaso de las negociaciones con los socialistas para formar gobierno, y la desmovilización del electorado de izquierdas como quedó patente en los índices de participación del pasado domingo.

La diputada de Unidas Podemos por Castellón, Marisa Saavedra, aseguró que están «contentos» con los resultados obtenidos «porque era difícil» lograrlo dadas las circunstancias que rodeaban esta convocatoria electoral, como «el ascenso de Vox, la polarización y la culpabilización a Podemos de que haya habido ahora unos segundos comicios».

críticas a compromís // En el análisis postelectoral, Saavedra hace especial hincapié en la negativa de Compromís a concurrir con ellos y priorizar la opción de Íñigo Errejón para presentarse como Més Compromís. «Hubiéramos querido ir con ellos, les ofrecimos un pacto amplio, una propuesta como la del 2016, como fue A la Valenciana, para poder mitigar el ascenso de Vox y el cansancio de la gente y así ilusionar al electorado progresista, uniendo votos», remarca Saavedra, quien instó a la coalición a «asumir responsabilidades» por optar por este «experimento».

Y es que el rechazo de la formación de Mónica Oltra a aliarse con Unides Podem, a pesar de que son socios en el Botànic, junto al PSPV, ha tenido consecuencias en la Comunitat a nivel de escaños, en concreto, en la provincia de Alicante, donde la formación morada ha sacado un solo diputado, por tanto, en la Comunitat han pasado de cinco a cuatro. «En Alicante, Més Compromís nos ha quitado votos que a ellos no les han favorecido y podíamos haber sido la tercera fuerza política», explica la diputada por Castellón, quien lamenta que esa posición ahora la ocupe la ultraderecha, es decir, Vox.

Buscar tiempo en otra localidad