+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INDUSTRIA DEL CORCHO

Espadán Corks distribuye sus productos sostenibles de la sierra a 300 bodegas

La firma gestiona de forma natural las fincas de alcornoques de las que extrae el corcho

 

La firma, que tiene sus instalaciones en Altura, cuenta con un equipo profesional con gran experiencia. - ESPADÁN CORKS

La firma, que tiene sus instalaciones en Altura, cuenta con un equipo profesional con gran experiencia. - ESPADÁN CORKS

ADRIÁN BACHERO
16/05/2017

Espadán Corks es una de las 17 firmas finalistas de los premios Empresa del Año, que organiza el diario Mediterráneo con el patrocinio de Telefónica, y que celebrará su gala final el 25 de mayo.

En la Comunitat Valenciana se extraen los alcornoques desde el siglo XIX, cuyo núcleo productivo se encuentra en Eslida. En Espadán Corks, desde esa época, ya que actualmente suma cuatro generaciones, se dedican «a la gestión de estos bosques», destacan fuentes de la firma. El salto cuantitativo se produjo en 2006, cuando «se pasó de comercializar el tapón de corcho a cuatro distribuidores mayoristas a venderlo directamente a más de 300 bodegas». «La mayoría de nuestro corcho proviene de fincas en propiedad, en el parque natural de la Serra d’Espadà, contando con el certificado FSC, con la marca denominación de origen Parques Naturales de la CV», agregan.

La política medioambiental les permite que todos los artículos utilizados sean alimentarios. «Los productos para el cuidado de nuestros bosques son extractos vegetales autorizados en agricultura ecológica y los utilizados para el control de plagas respetan al animal y su ambiente», indican.

Entre las principales inversiones de los últimos años de la firma está la construcción de un muelle de carga y cubierta de almacenaje para exportación de subproductos; la instalación de procesos de control de densidad y humedad en todos los tapones; la implantación de una trazabilidad informatizada; y la fabricación de una caldera de pellets para los procesos de oxidación avanzada (necesita 65SDgr), así evita el gasto de gasoil y neutraliza aromas negativos en los tapones, lo que supone «una garantía para el vino».

Otro de los factores de su éxito se debe a que desde 2011 desarrollan un sistema de catas unitarias en colaboración con Ainia, Aidima y los laboratorios Vitec, Excell, Laymatec, junto a la facultad de Enología de la UPV. «Fruto de ello hemos implantado tratamientos de desodorización, para no alterar los vinos, con oxidación avanzada con ozono, etanol y peróxido de hidrógeno. Y también estamos investigando con la detección de moléculas químicas aromáticas mediante infrarrojos y ultrasonidos», destacan.

Finalmente, la firma cuenta con un departamento de I+D+i que está en constante investigación para adaptarse a las exigencias del mercado.