+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

“El turismo ornitológico, las BTT y senderismo impulsarán el interior”

 

12/06/2016

Joaquín Deusdad Milián (Cintorres, 13 de junio de 1965) está comprometido al máximo con el turismo rural de Castellón. Con negocio familiar en Cinctorres (los hoteles El Faixero y el gastrobar Ring), liderando Assetmico en Els Ports y, desde este 2016, llevando la batuta de la Asociación de Turismo Rural (ATR), de la patronal Ashotur.

NOELIA MARTÍNEZ: Además de ATR, preside el Club Temps de Alojamientos Rurales de la Comunitat. ¿Qué proyectos hay en marcha?

JOAQUÍN DEUSDAD: La Agencia Valenciana de Turismo ha firmado un convenio con el Club Temps, marca de calidad de casas rurales, que se ha ampliado a restaurantes. Se valora la singularidad y la gestión profesional. En turismo rural no vale todo, no puedes heredar una casa, pintarla y ponerla en el mercado; o carecer de web o e-mail para reservas. Hay que profesionalizarse, como la costa, sin perder la esencia de la cercanía al cliente.

N. M.: ¿Qué características tiene la casa rural profesionalizada?

J. D.: Podríamos hablar de dos modelos bastante diferenciados: una casa sin cobertura móvil ni wifi ni televisión para desconectar del mundo; u otra con todos los servicios de un hotel de tres estrellas, wifi, etc. Al menos una persona de la casa debe defenderse en inglés.

N. M.: ¿Y la oferta complementaria?

J. D.: Es una de las batallas del sector. Asociaciones y Administración debemos implicar a los jóvenes del territorio para que creen, que no es fácil, servicios complementarios; guías de senderismo, turismo activo,…Hay poca oferta. Castellón podría inspirarse en el Pirineo o Alicante para atraer extranjeros que quieran hacer senderismo exclusivamente, que no buscan playa, sino tranquilidad y montaña. Y el interior de Castellón, aunque virgen o abandonado, lo tiene.

N. M.: ¿Qué más se puede hacer desde las Administraciones? J. D.: Es importante la unión de Diputación y Generalitat, olvidándose de la parte política y de partido, y que vayan en todo lo posible en la misma línea. En la costa las empresas son más grandes, con más posibilidades; pero en el interior la unidad es clave y necesaria, pues si cada uno va por su lado...

N. M.: Castellón es líder en plazas de alojamiento rural en la Comunitat. ¿Se han frenado las aperturas?

J. D.: La crisis hizo bien al turismo rural porque la gente que no creía en el proyecto, y lo hizo solo por subvención para rehabilitarse su patrimonio, lo abandonó. Se podría apostar por reforzar las infraestructuras para las casas ya existentes: cobertura de internet, mejorar frecuencias del transporte público,...

N. M.: ¿Qué potencial tiene el turismo rural para crecer en demanda nacional y extranjera?

J. D.: Estamos con un proyecto ornitológico de avistamiento de aves y fotografía para turismo de proximidad e internacional, al británico de Brístol, por ejemplo. El aeropuerto es una oportunidad. Se podría aprovechar desde el Pla de Cabanes a Vistabella, Cinctorres, Morella y Portells, la zona de buitres.También las BTT, con single-tracks y campeonatos especiales, o el ciclista del día a día. Otro eje es el senderismo. Tenemos un proyecto de un sendero único por poblaciones de Els Ports, similar al Camino de Santiago, con una cartilla...

N. M.: ¿Cómo puede el interior de Castellón alargar la temporada?

J. D.: Las actividades anteriores , complementarias, ayudarían a desestacionalizar, sobre todo para incrementar la llegada de extranjeros (ahora son el 5%) de lunes a viernes; y el visitante de proximidad (el 95%), más asiduo los fines de semana. También queremos posicionar el interior de Castellón en el extranjero con plataformas como el Club Introducing Castellón. Ahora, la temporada alta abarca todos los fines de semana de invierno; los de junio y julio son los peores.

N. M.: ¿Cuál es la estancia media?

J. D.: La gente ha acortado en los últimos años su escapada de fin de semana. Llega el sábado y se va el domingo, más tarde, por lo que solo reserva una noche. Estamos intentado que amplíe su estancia al viernes, ofreciendo un plus: obsequiando con una comida, una botella de vino, check out más tarde, etc. Son incentivos que fidelizan más que las ofertas, de las cuales existe ya una saturación.

N. M.: ¿Y la política de precios?

J. D.: El precio de los alojamientos rurales en Castellón ha dejado de bajar; no es la manera de competir. Una casa rural no puede luchar con precios con la costa. La pensión completa, eso sí, es casi un error, pues para un hotelero rural supone el doble de gasto que lo que puede ser un buffet en un hotel de costa, con una ocupación de plazas mucho más elevada.

N. M.: ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades del interior provincial desde el punto de vista turístico?

J. D.: Como fortalezas que marcan la diferencia de Castellón respecto a otros territorios podríamos destacar la cultura, el paisaje, la gastronomía, tradiciones y ser una provincia montañosa, así como sus fiestas singulares. En cuanto a debilidades, falta unión y convivencia entre agricultura y turismo; carreteras por mejorar; el reto de paquetizar y comercializar productos; y crear empleo juvenil. Hemos de sacar partido, sin masificar, a las tradiciones milenarias: Santantonà, Pelegrins, rogativas,… Morella es referente nº 1 del turismo interior y a veces no lo sabemos vender.

N. M.: ¿Cómo va este 2016?

J. D.: Muy contentos. En Semana Santa se ha recuperado el turismo de la cuadrilla de amigos y el de familias; pues estos años se había perdido y se llenaba más solo con las escapadas de parejas. H