+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

las empresas notan un repunte de la actividad

Las ‘ITV’ a edificios antiguos y la reforma de interiores dan alas a la construcción

La mayor actividad provoca un aumento de la competencia y obliga a las firmas a trabajar con presupuestos muy ajustados. Los proyectos de vivienda unifamiliar son el gran objeto de deseo de las firmas que combinan arquitectura y edificación

 

ACTIVIDAD. Las rehabilitaciones de fachadas y espacios comunes de las fincas de pisos, en especial de las que tienen 50 años o más, tiran del sector de la construcción. - t

X. PRERA
19/05/2019

El sector de la construcción y la reforma se encuentra inmerso de lleno en un nuevo ciclo distinto a los dos anteriores. Las empresas admiten que se vive una «cierta alegría» que no se parece en nada al desierto de proyectos de después de la recesión económica, pero tampoco a los años de vacas gordas de antes de la crisis. Muchas compañías se han redimensionado y especializado para adaptarse a una realidad nueva marcada por un aumento del trabajo disponible especialmente gracias a las reformas (tanto interiores como exteriores en el caso de fincas) pero también a una creciente competitividad que obliga a trabajar con presupuestos muy ajustados.

La última tendencia, y por la que están apostando varias de las empresas consultadas, es la rehabilitación de los espacios comunes de los bloques de pisos. Varios factores contribuyen a que sean muchas las comunidades de propietarios que se lancen en este momento a acometer este tipo de reformas. Según explica Antonio Garcia, gerente de la empresa Creativa de Castelló, un elemento importante es la existencia de ayudas públicas que, «si bien no sufragan el 100% de la obra, sí ayudan a que muchos se decidan a dar el paso».

Otra cuestión fundamental es que, tal y como recuerda el presidente del Colegio Territorial de Arquitectos de Castellón, Ángel Pitarch, desde mayo del año pasado «es obligatorio que los edificios de más de 50 años y que quieran acceder a ayudas a la rehabilitación dispongan de un Informe de Evaluación de Edificios (IEE)». Es lo que se ha dado en llamar popularmente la ITV de los bloques de viviendas.

ENVEJECIMIENTO EN PISOS

Pero también en el caso de aquellas construcciones que no alcanzan el medio siglo hay otra novedad de tipo más bien sociológico que explica el auge de este tipo de trabajos: en España está envejeciendo la primera generación que vive de forma mayoritaria en pisos, lo que obliga a adaptar ascensores y es un acicate para activar obras de rehabilitación de los espacios comunitarios.

Por otra parte, y aunque la obra nueva apenas comienza a despertar en Castellón tras más de una década de letargo, lo que sí existe es una nueva hornada de personas que apuesta por vivir en viviendas unifamiliares de nueva construcción. Sin ser una tendencia masiva, si es lo suficientemente numerosa como para que haya compañías que dediquen muchos esfuerzos para llegar a este tipo de público. Una de ellas es Cysoa, nacida en la Vall d’Uixó, pero que ya ha iniciado proyectos no solo en Castelló o València, sino también en Teruel.

La responsable del área de administración de esta empresa, Mari Carmen Bautista, cree que este aumento de proyectos se debe a que existe gente que «en los últimos diez años ha preferido no invertir, ya sea porque no podían o porque pensaban que los precios del mercado inmobiliario todavía no habían tocado suelo, y ahora piensan que ha llegado el momento». Cysoa ofrece servicios de arquitectura y edificación, lo que asegura proyectos personalizados para un perfil de clase media.

Aunque ya no supone una novedad, para muchas firmas del sector las reformas de interiores, ya sean viviendas o locales comerciales, siguen siendo un filón para mantener e incluso crear empleo. «En el caso de los negocios sí que se nota un cambio de tendencia en el último año y medio o dos años, pues antes quien emprendía se conformaba con los locales que podía alquilar, y ahora percibimos un interés en adquirir bajos y reformarlos a la medida del propietario», explican desde una empresa radicada en la Vilavella. En el caso de rehabilitaciones domésticas, también trabajan ya con «acabados de calidad superior».

MAYOR COMPETENCIA

Los cambios en las demandas de los clientes también han obligado a las empresas a acomodarse a la nueva realidad. «Los presupuestos tienen que ser muy ajustados porque la competencia es muy elevada», apuntó un García que, en este sentido, advirtió de que existen todavía muchos particulares y empresas que abusan de la economía sumergida, por lo que pidió un mayor control.

También en el ámbito empresarial, el secretario general de la Asociación Provincial de Empresas de la Construcción de Castellón (APECC), Manuel Giner, explicó que el incremento de la actividad provoca que aflore una realidad de la que muchos empresarios llevan tiempo avisando, la falta de paletas y personal especializado, muchos de los cuales optaron por buscar empleo en otros sectores durante una crisis que supuso un absoluto descalabro para la mayoría de las compañías.