+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

«Nos encontramos en un momento óptimo para acometer inversiones inmobiliarias»

 

15/01/2017

Después de una dilatada travesía por el desierto, el sector inmobiliario en la provincia de Castellón comienza a despegar, tal y como constata César Montoliu, gerente de CasaTuya. Su compañía, a pesar de constituirse en plena crisis económica, ha conseguido elevar paulatinamente su volumen de negocio y hoy dispone de una oficina física (en la calle San Vicente, 5, de Nules) y un dinámico portal inmobilario en internet (www.casatuya.es).

--JAVIER CABRERIZO: ¿Cuándo y cómo nació el proyecto empresarial de CasaTuya?

--CÉSAR MONTOLIU: La firma inició su andadura hace cinco años en Nules, con el fin de ofrecer un servicio profesional para aportar el máximo valor añadido al cliente. En un sector tan castigado en los últimos años como el inmobiliario, y gracias al esfuerzo de nuestro equipo, estamos consiguiendo ofrecer muy buenas oportunidades a nuestros clientes e interesantes rentabilidades a los propietarios que están confiando en nosotros.

--J. C.: ¿Qué servicios ofrecen tanto en su página web como en sus despachos físicas?

--C. M.: Nuestros servicios abarcan el amplio espectro de la compra-venta inmobiliaria y el alquiler en una modalidad muy atractiva y segura para los propietarios de los inmuebles que gestionamos. Además, estamos especializados en el consulting inmobiliario, con el que estamos ayudando a nuestros clientes a rentabilizar sus inversiones en un mercado que poco a poco vemos que ya está repuntando en la provincia de Castellón.

Nuestra filosofía de trabajo es la de ofrecer soluciones personalizadas y por eso invitamos a todos los lectores a que conozcan nuestro catálogo de servicios en nuestras nuevas oficinas.

--J. C.: ¿Es rentable un portal inmobiliario ‘on line’?

--C. M.: Casatuya.es constituye una más de las formas de hacernos visibles en un mundo totalmente digitalizado y que cada vez se apoya más en internet, pero seguimos otorgando una prioridad absoluta al trato personal con nuestros clientes. Ellos y su confianza son para nosotros nuestro mayor capital.

--J. C.: ¿Cuál es el ámbito de actuación de CasaTuya y qué cartera de inmuebles poseen hoy?

--C. M.: En estos momentos, disponemos de una amplísima cartera de inmuebles distribuidos por toda la provincia de Castellón y también trabajamos en el norte de la de Valencia. Hoy en día continúa teniendo un peso importante la cartera proveniente de las recuperaciones bancarias con precios muy ajustados, pero en los últimos meses estamos ampliando la cartera de clientes particulares que nos confían sus inmuebles para la venta o el alquiler con unos precios muy interesantes y un gran porcentaje de éxito.

--J. C.: ¿Ya se puede decir que el sector inmobiliario empieza a mostrar una cara más saludable?

--C. M.: Indudablemente. Es una realidad que el ajuste en los precios ha tocado fondo y que comienza a experimentarse en algunos casos, y en función de las características del producto, un ligero repunte, que esperamos se consolide durante el presente ejercicio.

--J. C.: ¿Qué productos inmobiliarios son los que presentan hoy un mayor auge?

--C. M.: Sobre todo están presentando un buen comportamiento las naves industriales o suelo finalista, cuya actividad es creciente durante los últimos meses. No obstante, las viviendas siguen siendo las más demandadas. Estamos apreciando una evolución muy positiva en la primera residencia. También existe una mayor demanda dentro del alquiler residencial. Estos datos nos empujan a ser optimistas, pues denotan un mayor dinamismo en la economía que tanto echábamos en falta durante los últimos años.

--J. C.: Con estas sensaciones, ¿qué previsión realiza a medio y largo plazo del sector inmobiliario dentro de la provincia?

--C. M.: Viendo la progresión que se está trazando recientemente, y teniendo en cuenta la coyuntura actual de tipos de interés, así como el repunte en el empleo, somos optimistas en cuanto al futuro del sector, lo cual ya es mucho dado el contexto desde el que venimos.

El ajuste entre la oferta y la demanda es cada vez mayor y ello redunda en beneficio de un sector que tiende a estabilizarse. La realidad nos indica que estamos en un momento óptimo para acometer inversiones.