+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

opinión

Queridos Reyes Magos...

 

07/01/2018

Ayer inundasteis de regalos y alegrasteis los hogares de miles y miles de castellonenses por todas las comarcas de la provincia. Sé que aún estáis por nuestras tierras y me gustaría pediros que con vuestra magia intercedierais ante nuestros gobernantes para que tuvieran más sensibilidad y prestaran mayor atención hacia los agricultores y los ganaderos.

Nosotros, creo que cumplimos. Somos uno de los sectores más innovadores que existen, asistimos a cuantos cursos de formación se imparten, empleamos las últimas tecnologías en maquinaria, cambiamos las variedades de acuerdo a las exigencias del mercado y de los consumidores, respetamos el medio ambiente, ahorramos cada vez más agua en los riegos, nos esforzamos en producir con calidad… y, todo ello, con unos precios en contraprestación muy bajos y con las mínimas ayudas posibles, que además en algunas ocasiones nos llegan tarde. Creo que no se puede dar más con menos a cambio.

Cada año que pasa los ingresos familiares por la actividad agraria disminuyen en la mayoría de los casos, pues pocos son los cultivos o el ganado que se salva. Esta situación provoca un gran abandono en la agricultura y ello lleva a que no exista apenas relevo generacional. Pero a pesar de pagarte como agricultor precios ridículos por tus producciones, luego vas al supermercado y los ves a mucho más de lo que a ti te han pagado. ¿Quién se queda con el resto?

Nuestros gobernantes en materia agraria deberían realizar un esfuerzo para que nuestra agricultura quedara en manos de un mínimo de agricultores profesionales. Si no se les incentiva llegara el día de tener una agricultura en manos de multinacionales o grandes empresas que deciden invertir en el sector que es el camino que llevamos. A pesar de ingresar cada vez menos, los costes de producción cada vez nos cuestan más: la luz, el gasóleo, el agua, los piensos...

SEGUIMOS DISCRIMINADOS

Por si fuera poco, nos dicen que somos europeos, pero seguimos discriminados. Los agricultores mediterráneos somos moneda de cambio en la política exterior europea. A nosotros se nos exige y se nos pide todo y a las producciones de esos países terceros prácticamente nada e inundan las estanterías de nuestros supermercados. Nos hacen la competencia nuestros propios gobernantes europeos.

INTERMEDIAR O SOLUCIONAR

Presupuestos agrarios a la baja, sequía e inclemencias climatológicas, ayudas tarde y mal, robos continuos, precio elevado del agua para riego, seguros cada vez más caros, peligro de plagas …y no sigo porque sería interminable. Si pudierais ayudarnos a intermediar o solucionar alguna de las cosas que he mencionado, los agricultores y ganaderos castellonenses os lo agradecerían. Fijaros si nos conformamos con poco.