+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

“Sinequanon logra con la organización de conciertos el millón de espectadores”

 

ESPACIO. Eugenio Martí posa en sus oficinas ubicadas en la calle Vera, en pleno centro urbano de Castellón. - GABRIEL BOIA

15/10/2017

Sinequanon Eventos ha impulsado conciertos que han constituido auténticos hitos, que forman parte ya de la historia de Castellón. En su recorrido quedan récords como el concierto con más espectadores, Bisbal y Chenoa en el Grao de Castellón (2002) y Sabina y Serrat en Onda, ambos con 15.000 entradas vendidas, los conciertos de mayor presupuesto celebrados en Castellón, con Luis Miguel (2007) y Marc Anthony (2008), y más de 80 conciertos nacionales e internacionales, como Chayanne, Gloria Gaynor, Les Luthiers o Alejandro Sanz forman parte también de la trayectoria, entre otras actividades, como ferias de muestras, eventos deportivos, gastronómicos, etc.

-VICENT MARTÍ: ¿Cómo se llega a un millón de personas en una provincia que hace 20 años tenía 450.000 habitantes?

-EUGENIO MARTÍ: Es el resultado de más de 130 grandes eventos durante 23 años. Sólo con conciertos sería casi imposible, pero Sinequanon ha creado las principales ferias de Castellón, como Feria del Hogar, con más de 22.000 visitantes, Tu Boda, de la Vivienda, del Mayor y tantas otras, además de organizar durante años Divertilandia, la feria infantil navideña, la cual tenía un presupuesto muy importante y ahora pasa desapercibida.

-V. M.: Música, ferias de muestras... ¿y también deporte?

-E. M.: A nivel deportivo, muchos recordarán las once ediciones del trial indoor del Pabelló Ciutat de Castelló, pero hemos realizado unas 23 pruebas nacionales, algunas internacionales, de más de diez disciplinas, desde vela a motos de agua, balonmano o voley playa. Destacan los eventos singulares y gastronómicos, entre los que se incluyen colaboraciones con el periódico Mediterráneo, como la fideuà más grande del mundo, en la que se repartieron 12.650 raciones, primer Record Guinnes de Castellón, o el certamen de belleza y moda Top Woman.

-V. M.: Alguno de los conciertos organizados por Sinequanon han superado los 700.000 euros de presupuesto, como en el caso de Luis Miguel o Marc Anthony. ¿Ha cambiado el mercado?

-E. M.: La crisis ha cambiado muchas cosas y no se puede ir en contra del mercado. Cuando la gente lo pasa mal no se puede permitir la entrada de un concierto. Estos grandes eventos, hoy por hoy, son inviables en la provincia de Castellón, ya que no hay población suficiente y ha cambiado el concepto de dónde se debe invertir dinero público para cultura. Además, en Castellón los productores musicales tenemos el hándicap de los festivales. Es difícil programar grupos españoles, ya que la mayoría suelen actuar en el Arenal, San San o FIB. Comparo el negocio de la producción musical con un negocio de feriantes. La previsión de ingresos se basa únicamente en la intuición del organizador.

-V. M.: ¿Sweet California y Raphael han sido los artistas idóneos para poder celebrar el millón de espectadores?

-E. M.: El resultado ha sido muy positivo. Hemos invertido 140.000 euros en estos dos conciertos y la gente ha salido maravillada. Después de Raphael hemos tenido muchas peticiones que nos animan o organizar conciertos de primer nivel, como se hacía en Bohío. El concierto de Raphael será de los que se recuerden durante años y el de Sweet California ha sido la primera actuación de la vida de muchas niñas. Creo que Benicàssim tiene un gran potencial y con las infraestructuras adecuadas podría recuperar el liderazgo musical de los 70 y 80, con un área de más de 300.000 personas que no son de ir a festivales pero demandan ocio de calidad.

-V. M.: En 130 eventos en su trayectoria profesional, ¿cuáles han sido los más complicados y los de mayor satisfacción?

-E. M.: Complicados muchos, aunque también muchos de ellos han sido gratificantes. Recuerdo el escenario de Joaquín Cortés que se caía, Ana Torroja lloviendo 14 horas durante el montaje, y acabamos enmoquetando la plaza de toros, o el 12 de julio de 1997, cuando no permitimos que el terrorismo pisoteara nuestra vidas y convertimos el concierto de Rosana en una reivindicación de libertad. Satisfacciones también hay muchas, como he comentado, como el récord de Bisbal y Chenoa con 15.000 espectadores, que casi batimos con Sabina y Serrat en Onda. Traer a Castellón a tantos artistas internacionales ya es un buen motivo de celebración, pero lo que más disfruto es cuando se apagan las luces y el público aplaude en el inicio del espectáculo. Es un momento mágico.

-V. M.: ¿Castellón cuenta con las infraestructuras necesarias?

-E. M.: Rotundamente no. La pérgola tiene capacidad para 2.500 personas pero necesita una reforma a fondo. Es un gran recinto con tasas caras y en estado de abandono. Tampoco hay ningún espacio para exposiciones feriales y conciertos para un mínimo de 8.000 personas. Necesitamos un recinto en condiciones con servicios apropiados que permitan abaratar gastos, desde eléctricos, wc suficientes, escenario, camerinos, párking, etc. Nosotros estamos organizando ferias en la Pérgola y Palau de la Festa, pero son espacios pequeños, por lo que los costes son más altos para el expositor. Castellón es la única capital de provincia con más de 150.000 habitantes que no tiene recinto ferial. Cuando hablamos de mejor financiación de la Comunitat deberíamos contemplar también una mejor financiación para Castellón. No estamos hablando de un megaproyecto, sino de una feria como Lérida, con varias naves que se pueden utilizar de forma conjunta o separada. Por ejemplo, este año Feria Valencia recibirá más de 33 millones para reformas; Alicante, un millón; y Castellón, cero. Castellón debería plantearse en profundidad apoyar una estructura de esta índole como provincia, para poder ser parte en un negocio como las ferias y congresos, que a nivel nacional mueve más de 1.200 millones. Según PwC, de cada 10 euros del turismo mundial, 3,7 son de la industria de congresos, y, a mi parecer, estamos dejando pasar una oportunidad de oro y vital para atraer turismo de congresos y potenciar nuestro tejido empresarial con certámenes y ferias muestrario.