+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El Sagrado Corazón de Jesús

 

El Sagrado Corazón de Jesús -

12/06/2016

El mes de junio está dedicado en nuestra Iglesia al Sagrado Corazón de Jesús. Para el papa Pío XII, esta devoción tan extendida es como la síntesis de la fe y de la vida cristiana.

En efecto, la palabra corazón en la Sagrada Escritura designa no solo el órgano fisiológico, sino principalmente el centro de la persona: el punto donde confluyen los pensamientos, los sentimientos, los afectos y las motivaciones más profundas de una persona. Y el corazón es símbolo del amor. Cuando hablamos del Corazón de Jesús nos referimos a lo más íntimo de su ser, a lo que le mueve en todo momento, a su amor.

A través del Corazón de Jesús se nos revela su intimidad más profunda, y ésta aparece como misericordia. El Corazón de Jesús nos muestra que su amor no tiene límites, no se cansa y nunca se da por vencido.

Todo el ser de Jesús arde de amor hacia el ser humano. La humanidad de Jesucristo está impregnada de ese amor: Dios se ha hecho hombre por amor a todos los hombres, se ha abajado hasta nosotros para que podamos contemplar su rostro misericordioso y experimentar su amor. Toda la humanidad de Cristo, sus gestos, sus miradas, sus palabras y sus sentimientos muestran su misericordia. Como señaló san Juan Pablo II, Cristo “es la encarnación definitiva de la misericordia, su signo viviente”.

La principal necesidad de todo hombre está en encontrar un amor que dé un sentido total a su existencia: está hecho para amar y para ser amado. El amor misericordioso de Dios nos enseña el valor de cada hombre, de todo hombre. El Corazón de Jesús se nos ofrece como fuente de la misericordia, donde podemos curar nuestra afectividad, enderezar nuestra voluntad y encontrar el estímulo para amar a nuestro prójimo. H

*Obispo de Segorbe-Castellón