+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

XIMO PUIG, PRESIDENTE DE LA GENERALITAT

«Quiero un PSPV valiente para defender a los valencianos»

 

El ‘president’ de la Generalitat valenciana y secretario general del PSPV, Ximo Puig, posa en las instalaciones de ‘Mediterráneo’. - MANOLO NEBOT

El destacado político de Morella, responde a preguntas de ‘Mediterráneo’, diario que dirige José Luis Valencia. - MANOLO NEBOT

JAVIER ABAD / MARIBEL AMORIZA
25/06/2017

El socialista Ximo Puig cumple ahora sus dos primeros años como presidente de la Generalitat valenciana. Lo hace en un momento en el que su partido vive una situación compleja, para el que el político morellano dice apostar por un modelo participativo, valencianista y de izquierdas. En el plano institucional, no solo hace un balance positivo, aunque «sin triunfalismos», sino que resalta múltiples acciones de gobierno que el Consell ha ejecutado en Castellón. Para el resto de la legislatura, destaca el proyecto de recuperación de los antiguos juzgados de Borrull en el centro de la capital de la Plana.

--Estamos en el ecuador de una legislatura histórica tras más de 20 años de gobiernos populares. ¿Cuál es su balance?

--Sin triunfalismos, el balance es positivo. Todos los indicadores sociales y económicos de la Comunitat son ahora mejores que hace dos años. Aunque todavía queda mucho por hacer, hemos sentado las bases para recuperar, reconstruir y renacer. Hemos tenido que lidiar con muchos imprevistos para levantar día a día una pesada hipoteca reputacional. Estamos en el buen camino.

--¿Qué destaca de su acción de gobierno desde el punto de vista del territorio castellonense?

- Castellón ha sido una provincia especialmente olvidada para anteriores gobiernos y este Consell se está volcando para que las políticas que llevamos a cabo a diario tengan el reflejo que merecen entre los castellonenses. Empezando por las medidas globales como Xarxa Llibres que beneficia a más de 44.000 niños y niñas castellonenses, los auxiliares conversacionales de inglés que serán 150 en la provincia, los programas de empleo que se canalizan a través de los distintos Avalem, la supresión de los copagos farmacéuticos o la universalización de la Sanidad.

Entre el año pasado y lo que va de 2017, la Generalitat ha invertido más de 21 millones de euros en planes de fomento del empleo y formación en la provincia de Castellón, de los que se han beneficiado más de 8.100 castellonenses. Pero también con planes concretos territorializables, como el fondo de Cooperación Municipal en el que los ayuntamientos castellonense recibirán más de 11 millones de euros para mejorar los servicios públicos. Hemos establecido también ayudas directas para el sector azulejero a través del IVF -más de 10 millones de euros-, creado la Mesa de la Cerámica o impulsado un plan de rehabilitación de viviendas que supone una inyección directa para las industrias de la provincia. También en materia turística, la decidida acción este Consell ha permitido retener en Burriana el Arenal Sound, uno de los principales festivales musicales de España; o poner en el rumbo correcto la gestión del Aeropuerto de Castellón. Además, en la ciudad de Castellón hemos saldado prácticamente la deuda de más de 8 millones de euros que el Consell del PP dejó con el Ayuntamiento. Pero queda todavía mucho por hacer en la provincia.

--Y en el ámbito de sus expectativas para los próximos dos años, ¿hay algún proyecto estrella para la provincia de Castellón?

-- Vamos a seguir gobernando para mejorar cada uno de los territorios, de los pueblos y ciudades de la provincia de Castellón. En la capital, por ejemplo, se está trabajando en el proyecto conjunto con el Ayuntamiento para rehabilitar los antiguos juzgados de la Plaza Borrull. Un proyecto de legislatura que devolverá a los vecinos un edificio abandonado y que unificará en un sólo inmueble todos los servicios sociales del ayuntamiento y de la Generalitat y que dinamizará el entorno urbano. Del mismo modo hemos desbloqueado el uso del edificio abandonado sin estrenar en Almassora que albergará el área de investigación del ITC.

--En materia social, con cuestiones tan destacadas como la dependencia, aún con listas de espera, ¿su gobierno ha logrado hacer sentir que su prioridad son las personas?

- Estamos mejorando la vida de miles de ciudadanos, esa es nuestra prioridad. Hay más recursos humanos y económicos pese a que el Gobierno central sigue sin aportar la financiación del 50% que prevé la Ley y que en la Comunitat apenas llega al 12%. En la provincia de Castelló se ha pasado de tener dos valoradores a 60 gracias a la colaboración de los ayuntamientos.

--No hay avances hacia un nuevo modelo de financiación más justo para la Comunitat. ¿Cómo puede desbloquearse esta cuestión?

--El primer paso está dado. Hemos logrado dar visibilidad a una injusticia que hoy en día nadie discute. Logramos la unidad de todos los grupos políticos, municipios, universidades y representantes sociales en el Palau de la Generalitat. Y en la Conferencia de Presidentes conseguimos fijar el método y la fecha para la reforma del modelo. Ahora falta que el Gobierno central asuma sus compromisos y, desde el diálogo, solucione un problema que hace que no todos los españoles tengamos las mismas posibilidades. El problema valenciano debe solucionarse porque es un problema de igualdad de oportunidades.

--Sí hay una nueva convocatoria reivindicativa –de UGT y CCOO—para reivindicar una financiación justa en torno al 9 d’Octubre, a la que usted ya ha dicho que el Consell se sumará. ¿Le parece útil abrir una nueva etapa y llevar la presión a la calle?

--Es un paso más en la unidad suscitada en torno al “Manifiesto por una financiación y unas inversiones justas para la Comunitat Valenciana” que ya firmamos todos los grupos y sociedad civil. Será una manifestación a favor de la Comunitat Valenciana. No se va contra nadie, se defiende lo que por justicia nos corresponde. Si la sociedad civil valenciana sale a la calle para reclamar lo que es justo, el Consell estará en esa reivindicación.

--La escasez de recursos económicos dificulta la prestación de los servicios básicos en el ámbito social y también en la sanidad. ¿Hace tanta falta la nueva televisión valenciana?

--Son dos ámbitos totalmente distintos. No se trata de elegir entre unos servicios y otros. No se trata de elegir entre pan y cultura, los valencianos merecemos pan y cultura. Los valencianos merecen tener unos servicios públicos de calidad en todos sus ámbitos. Y la nueva Radiotelevisión Valenciana debe ser un gran elemento de cohesión de la sociedad de la Comunitat sin la posibilidad de repetir los errores del pasado. El modelo de la antigua Canal 9 no va a repetirse porque fracasó, ahora habrá una radiotelevisión eficiente, con límite de gasto, independiente y de calidad.

--¿Podrá y querrá mantener el mismo equipo en el Consell hasta el horizonte del 2019?

--Hemos conformado un equipo cohesionado. Cuando las cosas funcionan, no hay por qué cambiarlas.

--Si es así, ¿el esquema soportará bien las tensiones que hay en consellerias como las de Agricultura, Economía o Justicia?

--El mestizaje está funcionando. La relación entre todos los compañeros es buena, mucho mejor que la que tenían algunos consellers del PP a pesar de ser del mismo partido. Las discrepancias, cuando las hay, siempre se solucionan con diálogo.

--En Educación no hay tensiones internas, pero sí un placaje intenso desde la oposición, especialmente desde el PPCV. ¿Está de acuerdo con la gestión del conseller Marzà?, ¿no cambiaría nada en sus actuaciones?

--Vicent Marzà está realizando una gran labor y tiene todo mi apoyo. Es un conseller comprometido con la defensa de la educación pública y con la igualdad de oportunidades. Los resultados son muy positivos, estamos consiguiendo reducir el fracaso escolar y se está mejorando la oferta educativa, por ejemplo, hay 200 plazas nuevas de FP en la provincia de Castellón, 4 centros nuevos construidos y 2 en construcción, 6 aulas nuevas de infantil de dos a tres años. El PP está tratando de engañar a los valencianos confundiéndolos. Por ejemplo, respecto al decreto de plurilingüismo que intenta revertir el panorama desolador que dejaron los 20 años de gobierno del PP: Sólo el 33% de los niños dominan el valenciano y apenas un 6% el inglés. Frente a ello, pretendemos que los jóvenes acaben la educación obligatoria hablando inglés, valenciano y, por supuesto castellano.

--En Sanidad estos dos años han sido especialmente intensos y, además, muy polémicos en Castellón, con el Hospital Provincial como protagonista. ¿Entrará en la red de la Generalitat en esta legislatura?

--La integración a la red pública sanitaria supone el cumplimiento de la Ley y la mejora del servicio para los ciudadanos. La apuesta de la Conselleria de Sanidad Universal por el Hospital Provincial de Castelló está fuera de dudas y se constata con hechos. En esta legislatura se van a destinar 19,6 millones de euros para hacer del Provincial un centro de referencia de la sanidad valenciana. La Generalitat ha asumido la deuda de 30,1 millones de euros para asegurar su salud financiera y salvarlo de la quiebra técnica.

Se está apostando por mejorar los servicios en este Hospital y, por ejemplo, se pondrán en funcionamiento un PET -TAC, el único en la provincia, que evitará el traslado de los pacientes a Valéncia o una cámara hiperbárica paralizada desde su adquisición hace más de ocho años.

--Ha presentado ya su candidatura a seguir liderando el PSPV. ¿Cuáles son los ejes de su proyecto para el partido?

--Me comprometo a hacer un PSPV sobre los principios de democracia, federalismo, valencianismo e izquierda. Un PSPV más participativo, más valiente en sus propuestas y autónomo para defender los intereses de los valencianos. Un PSPV en clave valenciana. Un renovado PSPV de todos los militantes, independientemente de a quien hayan apoyado en el pasado.

--¿Cómo se explica que Pedro Sánchez y José Luis Ábalos quieran romper, como usted dice, el PSPV en su mejor momento tras décadas de gobiernos del PP?

--En primer lugar máximo respeto a cualquier otro candidato y al proceso. Tan sólo hice una reflexión en voz alta de la idoneidad de cambiar el rumbo justo ahora que estamos en el mejor momento del socialismo valenciano de los últimos 22 años. Quiero recordar que hace sólo cinco años éramos un partido dividido que solamente pensaba en las familias orgánicas, hoy pensamos en las familias valencianas para mejorar sus condiciones de vida. Hace dos años estábamos en la oposición y hoy nuestras medidas desde la Generalitat y los ayuntamientos benefician a la gente que más necesita las políticas de izquierdas. Ahora estamos en el mejor momento del socialismo valenciano en 22 años. Hay dos hechos, el primero que hay que acometer una importante renovación y el segundo, que tenemos que continuar impulsando sin fisuras las políticas de izquierdas en nuestra Comunitat.

--¿Hasta qué punto confrontarse en unas primarias con un candidato del sanchismo puede erosionar su credibilidad al frente del Consell y en el contexto del Pacte del Botànic?

--La credibilidad del Consell la aportan las políticas que impulsa y están mejorando la vida de las personas. El pacte del Botànic es un reflejo de las propuestas que compartimos y está blindado frente a las cuestiones internas de los partidos que lo firmamos.

--El 70% de la militancia apoyó las tesis de Pedro Sánchez en las primarias federales. ¿Cómo va a revertir esta situación?

--Son procesos distintos y así lo entiende la militancia. Ahora se trata de la Comunitat Valanciana donde estamos trasladando ya a la sociedad desde la Generalitat y los ayuntamientos las políticas socialistas. Creo que debemos seguir avanzando en este proyecto que ha tenido éxito. Todas las medidas del Pacto del Botánico son medidas con las que se identifican los y las socialistas. De hecho, muchas de las cosas que ha aprobado el 39 Congreso son acuerdos que el l’Acord del Botànic ya ha impulsado. Y estamos muy orgullosos de que el PSOE haya escogido el mismo camino de izquierdas que ya está en marcha en la Comunitat Valenciana. Hay muchos militantes que votaron a Pedro Sánchez con la intención de impulsar un cambio de izquierdas en España, que me transmiten que con la misma intención quieren apoyar el cambio de izquierdas que ya se está produciendo en la Generalitat y miles de ayuntamientos.

--En los congresillos de Castellón y Alicante sus partidarios lograron aglutinar mayorías que vencieron a las de los afines a Sánchez. ¿Ocurrirá lo mismo en las primarias del PSPV?

--Eso lo han de decidir los militantes, pero insisto son procesos distintos, yo espero y confío en que voten en clave valenciana lo mejor para el PSPV y para la sociedad. Para seguir mejorando la vida de las personas, especialmente de las que más necesitan al partido socialista. Ese es mi deseo.

--Su modelo, ¿incluye una ejecutiva nacional con vicesecretarios provinciales que contrarrestarían el poder de los secretarios provinciales?

--El modelo que quiero para el PSPV incluye la actualización, modernización y adecuación del partido a la realidad de la sociedad en la que vive, una realidad que es cambiante y a la que debemos adaptarnos. Estos cambios los definiremos entre toda la militancia. Quiero un PSPV a la vanguardia del PSOE, que marque los ritmos como hicimos con las primarias abiertas.

--¿Tiene ya perfilada alguna propuesta concreta de organización cara a la militancia?

--Es fundamental que todos los militantes tengan un canal de acceso personal y directo con el partido y con el gobierno que le permita transmitir sus inquietudes y propuestas, por lo que para lograr un PSPV mucho más cercano a las comarcas y a los municipios como ya se ha conseguido desde el ámbito institucional, crearemos la figura del diputado de circunscripción, con el que se pretende que cada comarca o grupo de comarcas tengan asignado un diputado autonómico de referencia que se encargue de atender sus demandas. Además, en esta línea, habrá una nueva secretetaría de la Militancia en la ejecutiva nacional, con la principal finalidad de potenciar el papel del afiliado como activista político y social.

--¿Qué repercusión tiene en clave interna para el PSPV que se haya rechazado de plano la propuesta de dar autonomía a los territorios para decidir su organización territorial?</b>

--Yo creo en un federalismo practicante, que se construye de abajo a arriba. Siempre es bueno, también en clave de organización interna, escuchar las diferentes propuestas y avanzar en aquellas que sólo pretenden una mayor integración del partido en el territorio. Esa era nuestra posición. Voy a proponer y defender en todos los ámbitos sea la militancia del PSPV la que decida con autonomía nuestra organización territorial.//