+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Los abogados del Estado estudian cómo frenar una investidura telematica de Puigdemont

El Ejecutivo de Rajoy y el PP consideran que "retorcer" el Reglamento de Parlament sería "fraudulento"

 

El escenario de un mitin de campaña de JxCat, con Puigdemont en la pantalla. - JOAN CASTRO / INCONNA

Gemma Robles / Madrid
11/01/2018

El Gobierno está analizando el Reglamento del Parlament de Catalunya ante la posibilidad de que Carles Puigdemont, ahora en Bruselas, intente presentarse a la investidura de forma telemática, una posibilidad que no se contempla en la norma que regula el funcionamiento de la cámara, que fija el carácter personalísimo de ese debate.

Tanto el Ejecutivo de Mariano Rajoy y como el PP tienen claro que, si se intenta hacer una interpretación interesada y "fraudulenta" del texto, se recurrirá inmediatamente al Tribunal Constitucional, pidiendo la suspensión cautelar de lo votado en el pleno afectado, tal y como ya adelantó este diario.

Según fuentes del Gobierno y del PP, los abogados del Estado ya estudian al detalle la norma y sus posibilidades, mientras que los propios servicios de la cámara hacen lo propio en paralelo.

No a distancia
El artículo 146.1 del Reglamento del Parlament exige que el candidato a la Presidencia catalana presente su programa de gobierno y solicite la confianza del pleno, subrayando el carácter personalísimo del acto y descartando así la posibilidad de una presentación sin presencia física.

El informe, al que ha tenido acceso Efe, también señala que el Estatuto de Autonomía de Catalunya establece en su artículo 73.2 que el Parlament puede requerir la presencia del Gobierno y de sus miembros en el pleno y en las comisiones. Por ello, el Ejecutivo cuestiona la presentación a distancia cuando se solicita la investidura, ya que el candidato pretende formar un gabinete cuyos miembros tienen la obligación de acudir presencialmente al Parlament cuando sean requeridos .