+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

RAMA DEL ‘CASO ERE’

Anticorrupción pide que Chaves sea imputado por malversación

La causa investiga un préstamo de 3,7 millones a una empresa

 

Los expresidentes Manuel Chaves (i) y José Antonio Griñán, - EUROPA PRESS

JULIA CAMACHO SEVILLA
03/12/2019

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido al juez que investiga las piezas separadas de la macrocausa de los ERE que investigue al expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves –que acaba de ser condenado a nueve años de inhabilitación– y a otros nueve exaltos cargos, entre ellos los exconsejeros también condenados Antonio Fernández y José Antonio Viera y Gaspar Zarrías, por los delitos de prevaricación y malversación en la concesión de ayudas a una empresa cárnica de Jaén en 1999.

Esta rama del caso ERE investiga un préstamo de 5,8 millones de euros concedido en 1999 a la empresa Hijos de Andrés Molina (Hamsa), que luego se pasó a llamar Campocarne y Primayor, y cuya totalidad no pudo ser recuperada. Según Anticorrupción, «el préstamo nunca tuvo voluntad de ser cobrado», lo que causó un menoscabo de los fondos públicos de 3,7 millones de euros, por lo que pide abrir una nueva causa judicial por los supuestos delitos de prevaricación y malversación. El escrito de la fiscalía, adelantado ayer por Diario de Sevilla, se presentó apenas un día después de conocerse la sentencia que condenó a Chaves y a buena parte de su cúpula política en la Junta durante una década. Anticorrupción entiende que, pese a los 20 años transcurridos, no habrían prescrito los delitos todavía, dado que el organismo pagador aún no lo ha computado como pérdida y sigue activo.

EL ORIGEN DEL FRAUDE / Esta ayuda sociolaboral fue precisamente la que dio origen poco después al procedimiento de los ERE, según fijó la sentencia. Y es que fueron los reparos que planteó la Intervención General de la Junta y las incompatibilidades que generó la ayuda con la normativa europea lo que llevó al Ejecutivo andaluz del PSOE a poner en marcha las transferencias de financiación, un nuevo sistema más ágil en lo burocrático, pero considerado prevaricador por su opacidad y discrecionalidad. No obstante, se gestionó un año antes de la puesta en marcha de ese nuevo sistema, por lo que no tiene nada que ver con la partida 31L ni se incluye en el centenar de piezas desgajadas y vinculadas a éste.