+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SEMANA POR LA PAZ EN LA CAPITAL VIZCAÍNA

Bilbao rinde homenaje a todas las víctimas del terrorismo

Un monolito recuerda a todos los que murieron por culpa del terror. Azkuna señala que &q

 

EFEEFE 03/02/2006

La ciudad de Bilbao homenajeó ayer a todas las víctimas del terrorismo vinculadas a la capital vizcaína con la inauguración en un solemne acto de un monolito en su recuerdo.

La colocación del monolito, un bloque rectangular de mármol realizado por Bilbao Arte con la inscripción en euskera y castellano "En recuerdo a todas las víctimas del terrorismo en Bilbao", fue decidida por el Foro Local por la Paz e incluida dentro de los actos de la emana por la paz de Bilbao.

Al acto asistieron numerosos familiares de víctimas, casi todos los concejales bilbaínos y dirigentes políticos como los socialistas Patxi López, Rodolfo Ares y José Antonio Pastor; el portavoz del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, y el coordinador general de EB, Javier Madrazo.

El monolito fue descubierto por el alcalde, Iñaki Azkuna; la directora de la oficina de Atención a las Víctimas del Gobierno Vasco, Maixabel Lasa, y varios familiares de víctimas del terrorismo, entre ellas las viudas del ertzaina Joseba Goikoetxea y del juez José María Lidón. A continuación, los portavoces de todos los partidos representados en el Ayuntamiento y los miembros del Foro Local por la Paz realizaron una ofrenda floral.

TIROS EN LA NUCA En su discurso, Azkuna señaló que el objetivo de esta iniciativa es "hacer perenne el recuerdo, reconocer a todos los que murieron bajo el terror de ETA, la mayoría, el GAL o el Batallón Vasco español, los menos, pero todos en manos de los que creyeron que es posible cambiar el curso del mundo con bombas y tiros en la nuca" y "lo único que consiguieron fue dejar viudas y huérfanos". El alcalde aseguró que "no hay lucha armada que pueda suplantar al diálogo, a los métodos pacíficos y democráticos, y no hay estrategia que merezca una muerte".

"La paz es lo más hermoso del mundo y no tiene precio. Nosotros, hombres y mujeres de Bilbao, debemos esforzarnos por conseguir una ciudad en paz", concluyó el alcalde.