+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Casado y Sánchez se encaran por Cataluña

Acusa al líder socialista de no abordar "la grave realidad" de los catalanes y la negociación con los morados. Ambos dirigentes se enzarzan en torno al "problema político" soberanista y el Estatut

 

Pablo Casado justifica su ’no’ a Sánchez en el debate de investidura. - DAVID CASTRO

PILAR SANTOS / JUAN RUIZ SIERRA
22/07/2019

Pablo Casado ha acusado a Pedro Sánchez de esconder quiénes son sus verdaderos socios y dejar a su suerte a la mitad de los catalanes que no son independentistas. El líder del PP ha reprochado al candidato a la investidura que haya "ocultado" la "grave realidad que tiene España con el independentismo en Cataluña" y también el acuerdo con Unidas Podemos, que sigue intentando con el PSOE la formación de un Gobierno de coalición. "Usted llegó al Gobierno a caballo de los socios de los que ahora se avergüenza", ha espetado Casado en la tribuna. El conservador ha subido con apenas dos o tres folios con un esquema, sin un discurso escrito, lo que ha dotado de dinamismo su discurso, de poco más de 30 minutos de duración. 


Según el líder del PP, Sánchez se ha dado cuenta de que "tiene un problema", porque con esa "amalgama de radicales", en referencia a Podemos, ERC y Junts per Cataluña, "no se puede pactar un futuro de prosperidad". Incluso ha llegado a preguntarle si tiene "debajo de la mesa" la propuesta de indultar a los dirigentes soberanistas encarcelados por el 1-O. Casado considera que el PSOE se ha dado cuenta de que "si cumple con ellos, rompe con España". "Pero, si no lo hace, cada ley, cada Presupuesto será para usted un calvario", ha señalado. 

En su alocución, ha llegado a echar un par de capotes al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, cuando ha recordado a Sánchez que él hubo una época en que él tampoco devolvía las llamadas a Mariano Rajoy y también cuando ha preguntado por qué será que los naranjas no quieren abstenerse. "¿Será por qué usted ha cambiado?", le ha preguntado Casado al jefe del Ejecutivo en funciones.

El popular ha argumentado que su grupo, con 66 escaños, no puede abstenerse porque no lo considera un líder "de fiar". "Haremos leal oposición y formaremos una urgente alternativa de Gobierno que espero que cuanto antes llegue a la Moncloa", ha concluido.

En el turno de réplica, Sánchez ha vuelto a pedirle la abstención, como en su discurso de la mañana: "Usted solo tiene dos opciones: o Gobierno sí o Gobierno no, estabilidad o elecciones. Tiene que decidir lo que tiene que hacer". El candidato a la investidura ha mantenido que, si no logra la abstención del PP o Ciudadanos, habrá repetición de los comicios. Como si los socialistas no confiasen en la abstención de ERC para que la investidura salga adelante el próximo jueves. “Si usted no quiere una repetición electoral y no quiere que el Gobierno dependa de las fuerzas independentistas, tengo una mala noticia que darle: se tiene que abstener”, ha dicho el aspirante.

Su intervención frente a Casado, de mejor tono que en otras ocasiones, ha servido también para que el presidente en funciones se detuviese más en Cataluña y su crisis territorial, sobre la que ha pasado de puntillas durante su primer discurso, pese a que ha durado dos horas. “¿Dónde estuvo el PSOE cuando se produjo la mayor crisis constitucional de la democracia? Con el Gobierno del PP”, ha recordado Sánchez, en referencia la aplicación del artículo 155 de la Constitución, para suspender las competencias de la Generalitat, tras el referéndum del 1-0. Pero si la situación fuese la inversa, si hubiera que volver a aplicar esta medida con los socialistas en la Moncloa, entonces, ha anticipado Sánchez, “ustedes no estarían apoyando como apoyó el PSOE al Gobierno del PP”.  

EL ESTATUT


El presidente también se ha detenido en el recurso que el PP, con Rajoy al frente del partido, presentó contra el Estatut ante el Tribunal Constitucional (TC). “El Estatut tiene un problema de origen. Hay un problema político que tenemos que resolver. ¿O ustedes no quieren resolver ese problema político? Viven del conflicto territorial. Solo compartiendo soberanía podemos hacer que muchos de los desafíos de la sociedad catalana, y de la sociedad española, se puedan resolver. La única forma de resolver el problema soberanista es proponer desde España un proyecto de regeneración progresista y de vocación europeísta. En el que se destierre la corrupción”, ha señalado el líder socialista. 

En la dúplica, Casado ha cargado contra esas frases del candidato socialista, al que ha afeado que hable de "problema político" y desprecie la sentencia del Constitucional que modificó alguno de los artículos del Estatut.

Sánchez, por último, ha intentado retratar al PP como un partido incapaz de hacer frente a este reto, solucionándolo a medio y largo plao. “Miren a su bancada. ¿Cuántos están en representación de Cataluña?”, ha preguntado al PP. Varios diputados conservadores han levantado la mano, pero en realidad solo había una: Cayetana Álvarez de Toledo, la única diputada popular que fue elegida por los catalanes el pasado 28 de abril. “¿Ustedes quieren representar un proyecto para el conjunto del país cuando les están dando la espalda los constitucionalistas en Cataluña y Euskadi?”, se ha preguntado el candidato.

"PACTOS CONTRA EL ESTADO"


"Estamos para ofrecer pactos de Estado, no para favorecer pactos contra el Estado", ha insistido Casado en otro momento del largo cara a cara que ambos dirigentes han mantenido durante más de una ahora y cuarto.  Ya en el último rifirrafe y después de escuchar varias veces el presidente en funciones que no hablaba del "elefante morado", en referencia a Podemos, Sánchez ha contestado que el único "elefante" en la sala es la "corrupción" del PP.