+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Díaz advierte a Podemos que los votos andaluces "no les servirán para pagar los privilegios de Colau"

La líder del PSOE-A rechaza de nuevo cualquier acercamiento a Podemos tras los comicios

 

J.C. / SEVILLA
12/06/2016

La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, volvió ayer a marcar las líneas rojas al secretario general, Pedro Sánchez, acerca de cualquier posible acercamiento a Podemos. Poco después de que el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, se comprometiese a convocar un referendo y “respetar los derechos de Cataluña”, la presidenta andaluza plantó cara. “Que tengan claro que los votos de los andaluces no les van a servir para pagar un peaje a las mareas ni los privilegios de Ada Colau”.

La también presidenta de la Junta de Andalucía ha sido una de las líderes socialistas en hablar más claro en contra de cualquier acuerdo con Podemos, a quien tilda de “enemigo”. Presume de que Andalucía es la única región donde consiguen pararle los pies a Pablo Iglesias. El fortín socialista que aún resiste, clave para cualquier formación que quiera llegar a La Moncloa y que ya amagó tras el pasado 20 de diciembre con que sus 22 diputados irían por libre y votarían en contra de la elección de Pedro Sánchez como presidente si era con el apoyo de Podemos.
 
En un mitin en Vélez Málaga éste sábado, Díaz volvió a plantear esta tesis. “Si dicen que la batalla está aquí (en Andalucía), que tengan claro que los votos de los andaluces no les van a servir para pagar los privilegios de Ada Colau ni los desvaríos de losindependentistas con los que él está comprometido”. “Si lo tiene que pagar, que lo pague de su bolsillo”, apostilló.

La líder socialista siempre ha defendido el papel de Andalucía como fiel de la balanza del modelo territorial para garantizar que no haya desigualdades ni privilegios. Ayer volvió a aludirlo, recordando que “Andalucía no quiere solidaridad en España”, apostilló, “la solidaridad la defienden quienes mantienen los privilegios o piensan que tienen que volver los privilegios”. Díaz rescató entonces el 28-F, la fecha del referendo sobre la iniciativa del proceso autonómico, cuando “los andaluces levantamos la bandera de la igualdad con el resto de España: ni más que nadie ni que tampoco nadie sea más que nosotros. Esa es nuestra bandera, que hoy sigue siendo necesaria”, agregó.

Díaz trató también de elevar la moral de la militancia frente a las encuestas adversas, apelando al orgullo de un partido “grande”. Arremetió contra todos aquellos que ahora quieren “copiar la socialdemocracia”, el valor innato entre los socialistas. “Para ellos la batalla es la de los votos, pero para nosotros es la de dar dignidad a las personas”, defendió. Y acusó a la formación morada de  “querer nuestro espacio, ser el PSOE, pero el PSOE está aquí y somos fuertes”, cargando contra quienes “quieren nuestro legado, lo que nosotros hemos hecho, y quieren acabar con nosotros”. “Pero vamos a ganar y a ganar bien”, advirtió.

CONTRA LAS ENCUESTAS

“Que se preparen, que aquí está el PSOE”, retó a los que dan por válidas las encuestas que les sitúan como tercera fuerza política, poniendo el acento en el “orgullo de saber que lo que necesita España es más PSOE, más igualdad, más libertad, más garantía de que todos y cada uno de nosotros vamos a recibir un trato justo”. Así, arremetió contra PP y Podemos por reducir la contienda electoral a solo dos caminos: “ni el que solo habla del miedo a los otros y se presenta como la garantía de la seguridad” sin cambiar nada, en alusión al PP, ni “el de los que solamente dicen que hay que cambiarlo todo, aunque funcione” y que actúan movidos con “con rabia y rencor hacia el PSOE”.

En este punto, volvió a cargar contra Podemos. “No estamos dispuestos a que nadie venga a decirnos que nos va a devolver la democracia, porque eso nos pertenece a todos”, dijo, para a continuación recordar que en Andalucía, con un gobierno socialista desde hace 33 años, “no se levanta una bandera, sino una idea, se levantan los valores de igualdad entre los ciudadanos”.