+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

IZQUIERDA UNIDA

Garzón hace autocrítica en Podemos: admite insuficiencias

No cuestiona la alianza pero sí ve fallos: opacidad del grupo, falta de generosidad, diferencias ideológicas -- "La cuestión es que algo está fallando y tenemos que corregirlo", asegura el líder de IU

 

Íñigo Errejón, Alberto Garzón y Pablo Iglesias, ayer, en el hemiciclo del Congreso. - DAVID CASTRO

EL PERIÓDICO
21/06/2017

El líder de IU, Alberto Garzón, presentará el próximo sábado un informe de rendición de cuentas ante la asamblea político y social de su coalición, en el que hace autocrítica y reconoce que existen insuficiencias en su alianza con Podemos, incluida la "notable ausencia de una justa visibilidad". Así se destaca en uno de los bloques de ese informe anual, que ha sido coordinado por Garzón y que recoge la evaluación de los miembros de la dirección colegiada tanto de su trabajo parlamentario como de su estrategia política.

El documento no pone en cuestión la "alianza en sí" con Podemos, de la que dice que ha consolidado un fuerte espacio de izquierdas en el Congreso y que el "saldo global" es satisfactorio, si bien avisa de "signos que alertan de sus insuficiencias", que hay que corregir.

SUS QUEJAS
Entre ellos, señala la injusta "visibilidad mediática" del trabajo parlamentario de Izquierda Unida con iniciativas "de calado", como el impulso a la comisión de investigación del rescate bancario, la propuesta de la ley de eutanasia o su protagonismo en la tramitación de los presupuestos generales. Sin embargo, admite que la mayoría de ese trabajo "tiende a difuminarse bajo el rótulo de Podemos" y que iniciativas que son exclusivamente de IU terminan siendo asignadas a sus socios morados por "el tablero de juego mediático".

No es la única carencia señalada por el equipo de Garzón en su balance de gestión. Afirma también que debido a los problemas internos de Podemos, hasta el pasado mes de febrero -es decir, durante la etapa en la que el portavoz en el Congreso era Íñigo Errejón- "la lógica del grupo estuvo marcada por la opacidad y la falta de generosidad", lo que "perjudicó los intereses de IU". No obstante, explica que desde entonces y tras la reestructuración del grupo parlamentario, que se produjo después de la victoria del equipo de Pablo Iglesias en Vistalegre II, la situación "ha mejorado" salvo algunas dificultades de coordinación.

Igualmente, resalta los problemas que conlleva que el reparto de iniciativas se haga por número de diputados y no de votos. Eso deriva en que a IU le corresponde el 7% de las propuestas cuando el porcentaje sería del 24% si se repartiera en función de los votos.

El documento apuesta por visualizar las diferencias ideológicas con Podemos, "no sólo por no faltar a la verdad, sino también porque hay un espectro político que simpatiza con las propuestas de IU". Y una de las principales conclusiones del informe es la necesidad de potenciar el perfil propio de IU -de izquierda y desde la radicalidad democrática-, sin que esto sea un obstáculo para construir el bloque social y político por el que aboga la coalición. Garantizar ese lugar propio es, según el coordinador federal, una forma de aumentar su espacio político, "de momento insuficiente", y de "revertir" el "desgaste" detectado en el "espacio de Unidos Podemos".

Otra crítica que incluye el informe es que Unidos Podemos haya sido "incapaz" de ganar terreno entre el electorado de izquierdas, pese al PSOE ha estado seis meses sin líder tras haberse abstenido en la investidura de Rajoy. Algo que atribuye a diversas razones, entre las que no descarta las "diferencias internas" en Podemos, la pérdida de credibilidad tras las elecciones generales de 2015 y su menor visibilidad. "La cuestión es que algo está fallando y tenemos que corregirlo", asegura.

Entre las carencias de Unidos Podemos también apuntan que no está operando como un espacio político "que vaya más allá del Parlamento". Creen que la formación de Pablo Iglesias ha optado por "la constitución de un partido político clásico" y que eso les aleja de la construcción de un movimiento político y social y de la propia estrategia de IU.