+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El gobierno balear detectó en el 2015 que menores protegidos eran prostituidos en Palma

La consejera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, asegura que se trata de un problema social que afecta a todo el mundo

 

Un grupo de menores. - ALBERT BERTRAN

J. F. MESTRE / DIARIO DE MALLORCA
15/01/2020

La consejera de Asuntos Sociales del gobierno balear, Fina Santiago, ha admitido esta mañana que desde el año 2015 se conoce que existen muchos casos de menores que están en situación de protección, que son detectados por individuos que les ofrecen dinero para prostituirla, tal y como informa el 'Diario de Mallorca', medio del grupo Prensa Ibérica. La responsable política ha explicado que, pese a que el Gobierno balear no tiene competencias en cuanto a la tutela de estos niños, sino que se encarga únicamente de los menores que están internos de centros de reclusión, hace tres años que se detectó que muchos de los internos que entraban en el sistema de reforma informaban que habían caído en las redes de esta prostitución infantil.

A raíz de conocerse estos casos, según ha dicho Santiago, se decidió elaborar un protocolo de detección de estos casos, en los que participaron profesionales de distintos ámbitos, que fue aprobado en el año 2018 y que se viene aplicando.

Sin embargo, la consejera ha señalado en que la prostitución de menores tutelados es un problema social "muy grave", que logra millonarios beneficios económicos y que su erradicación está más allá de las posibilidades que pueda tener un gobierno autonómico. De hecho, ha dicho que estas situaciones se repiten, no solo en Baleares, sino en otras provincias.

Fina Santiago ha considerado que "es un reto para todos" abordar este problema para conseguir proteger a estos chicos que están en situación de vulnerabilidad y se ha preguntado "qué perfiles de adultos tenemos en esta comunidad que necesitan satisfacer sus deseos sexuales con estos menores". La consejera ha admitido que el tema de la prostitución con menores "es una cuestión tabú", pero ha recordado que es habitual que en Palma se desmonten pisos donde se prostituyen a menores. "Si existen estos negocios, es porque hay demanda".

Santiago ha insistido en que estos niños que están protegidos por el Consejo viven en pisos abiertos y que por ello se fugan con más facilidad. Cuando están en la calle es cuando son más vulnerables. Ha explicado que el protocolo se aprobó, no tanto para evitar estas situaciones, sino para detectar los casos de explotación sexual de los menores y poder ayudarles. "El tema de la prostitución infantil no se arregla con un protocolo", aclaró Santiago, que insistió en que es un fenómeno que se produce por todo el mundo.

Sobre el despido de los cinco trabajadores sociales contratados para atender a los menores ha confirmado que se debió "a conductas sexuales inapropiadas", si bien ha aclarado que ninguno de estos empleados tuvieron relaciones sexuales con adolescentes que estaban internos en estos centros regulados por el Gobierno. Santiago ha reconocido que aunque es difícil evitar conductas inadecuadas de estos trabajadores públicos, la obligación de los políticos "es aplicar la máxima contundencia" y que en este caso se optó, una vez tramitado un expediente administrativo, por el despido de estos trabajadores sociales.

Ha explicado que los despedidos, cuatro son mujeres y uno es un hombre, y que fueron apartados en distintos periodos. Estas medidas empezaron a adoptarse en el año 2015 y el último caso se detectó el año pasado. Santiago ha enumerado que un caso fue por acoso sexual, otro por exhibición y tocamientos y los otros tres por aproximación y verbalización sexual. En ningún caso hubo contacto sexual. Además, ha añadido también que cuatro de estos despidos fueron comunicados a la fiscalía de menores.

La consejera ha indicado que uno de los objetivos de la política social que desarrollan es la formación específica de los trabajadores que se encargan de la atención de los menores. Gracias a ello se sabe actuar cuando un menor cuenta un caso de acoso o se detecta a un compañero que tiene una actuación inadecuada. En ambos casos se actúa con contudencia, según ha afirmado Fina Santiago.

Buscar tiempo en otra localidad