+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Gobierno ratifica el ultimátum para el 155: "Quedan 24 horas"

Rajoy pide al PDECAt que "convenza" Puigdemont que actúe con "sensatez" y no cree "más problemas" La vicepresidenta defiende que intervenir la Generalitat tiene como objetivo devolver el autogobierno a Catalunya

 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una reciente intervención en el Congreso - JOSE LUIS ROCA

Iolanda Mármol / Patricia Martín
18/10/2017

El Gobierno reafirma su ultimátum a Carles Puigdemont. El requerimiento es firme y el ‘president’ no da marcha atrás antes del jueves a las diez de la mañana, el Ejecutivo aplicará el artículo 155 de la Constitución para intervenir la Generalitat. En una convulsa sesión de control en el Congreso de los Diputados, Mariano Rajoy, ha pedido al PDECat que persuada a Puigdemont para que responda con claridad y, si declaró la independencia, la retire. “Deberían ustedes hacer un esfuerzo para convencer a Puigdemont de que no cree más problemas”, ha sugerido el presidente al diputado posconvergente Jordi Xuclà.

También ha reclamado al mandatario catalán que “actúe con sensatez y equilibrio” y que responda claramente si ha declarado o no la independencia. Si el Govern albergaba la esperanza de que la conocida pasividad de Rajoy para dejar reposar los conflictos podría surtir efecto, el Ejecutivo ha zanjado esa posibilidad de barbecho. “El requerimiento es firme. Vence en poco más de 24 horas y si no es atendido, hará que Puigdemont provoque la aplicación del 155”, ha advertido la vicepresidenta. Soraya Sáenz de Santamaría ha defendido que la aplicación de ese precepto constitucional tiene como objetivos “recuperar la autonomía” de Catalunya, la “vuelta a la legalidad”, “garantizar los derechos de los catalanes” y “preservar la recuperación económica”.

Rifirrafe con Tardà
La vicepresidenta ha desestimado cualquier posibilidad de diálogo si Puigdemont no responde, a pesar de la petición del portavoz de ERC Jordi Tardà -único asistente republicano al pleno- que pedía al Gobierno una mediación en estas últimas hora. “Le pido, le reclamo, le exijo humildemente, de demócrata a demócrata, que paren máquinas y se establezcan conversaciones bilaterales”, ha planteado Tardà.

Santamaría no le ha aceptado “lecciones de democracia” y ha afeado que el ‘Parlament’ esté “cerrado” sin que la oposición pueda hacer su trabajo. En esta línea, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera ha anunciado que su grupo parlamentario catalán planteará ante el Tribunal Constitucional (TC) una solicitud de derecho de amparo por “cerrar” el legislativo.

Groucho Marx y advertencia
El líder de los ‘comuns’, Xavier Domènech, ha acusado al Ejecutivo de llevar la crisis a un abismo. “Son el Gobierno del desastre. Ante una crisis de Estado la solución no pasa por requerimientos a lo Groucho Marx, ni por prisiones”, ha advertido en referencia a los encarcelamientos de los representantes de ANC i Òmnium en Soto del Real.

En una sesión de control tan ruidosa como las de las últimas semanas, los diputados del PDECat y Unidos Podemos han exhibido carteles pidiendo libertad para Jordi Cuixart y Jordi Sànchez. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha advertido que no tolerará altercados en el hemiciclo, ni “espectáculos”, ni “gestos o palabras ofensivas”. “Este Parlamento no se va a contaminar mientras yo sea la presidenta”, ha zanjado.

Temas relacionados