+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Negociación in extremis

El Gobierno salva el decreto para agilizar los fondos europeos con la abstención de Vox

 

Carmen Calvo, vicepresidenta primera del Gobierno. - DAVID CASTRO

MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ
28/01/2021

El Gobierno está sufriendo este jueves para aprobar el real decreto con medidas que permitan agilizar la llegada de los fondos europeos a España. Socialistas y morados no han conseguido la mayoría parlamentaria necesaria para sacar adelante estas medidas después de que ERC, socio prioritario del Ejecutivo, haya adelantado que votará en contra. Ni siquiera, el anuncio de la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, de tramitar el real decreto como proyecto de ley, lo que permitiría incluir enmiendas de los grupos parlamentarios, ha hecho cambiar de idea a los republicanos catalanes. Sin embargo, el paso de Vox del 'no' a la abstención ha dado aire a PSOE y Unidas Podemos.

La dirigente socialista ha señalado que el real decreto que pretende aprobar tiene como objetivo "poder ejecutar y hacer realidad los fondos" que se pactaron en la Unión Europea y que suponen más de 170.000 millones de euros para España. Según ha explicado, hay que "tener los instrumentos necesarios" y "dotar al país para estar en las condiciones idóneas" para gestionar estas ayudas. Sin embargo, Calvo no ha conseguido convencer a una mayoría del parlamento. PP, Vox, Cs, ERC, Junts, UPN, la CUP y Foro Asturias ya han avisado de que votarán 'no'.

Con esta aritmética parlamentaria, los partidos del Gobierno tienen difícil sacar adelante el real decreto. La oferta de Calvo a tramitarlo como proyecto de ley, permitiendo que las formaciones introduzcan los cambios que consideren necesarios, no ha logrado cambiar de parecer a los socios del Gobierno. El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, se ha mostrado tajante al asegurar que se trata de una medida que deja en el olvido a los trabajadores y a las pymes en favor de las grandes multinacionales. "Hay quien se vende antes de que les compren. No se vendan antes de tiempo", le ha esperado a los miembros del Ejecutivo. Además, ha afeado que se centralice la decisión del reparto de los fondos.

A la espera de la votación, que tendrá lugar esta tarde, PSOE y Unidas Podemos siguen negociando con las distintas formaciones para evitar el 'no' al real decreto. Por el momento, han acordado con el líder de Más País, la creación de un fondo de 50 millones reducir la jornada laboral a cambio de su voto favorable.