+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EN JUNIO DE 2008

La jueza condena al PP a pagar 568.000 euros a Feria de Valencia por utilizar sus instalaciones "sin pagar nada a cambio"

Los conservadores alegaron que el alquiler del recinto, en el que celebraron su congreso nacional del 2008, quedaba saldado con la publicidad que obtenía el espacio

 

Rajoy, durante el discurso tras ser elegido presidente del PP en el congreso nacional del partido en la Feria de Valencia en junio del 2008. - MIGUEL LORENZO

26/06/2017

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Madrid ha condenado al Partido Popular a abonar 568.511 euros a Feria de Valenciapor el uso del recinto ferial en junio del 2008 para la celebración los días 20, 21 y 22 de ese mes del congreso nacional de la formación política en el que Mariano Rajoy fue designado candidato a la presidencia del Gobierno. El partido no pagó "nada a cambio" de la cesión del espacio por entender que el alquiler quedaba saldado con la publicidad que obtenía Feria de Valencia al celebrarse en sus instalaciones el cónclave popular.

La jueza Elena O'Connor estima íntegramente la demanda de Feria de Valencia y concluye que queda acreditado que existió un contrato verbal entre las partes, sin que sea necesario el contrato escrito, pese a la postura del PP, que defendió que el abono del espacio y los suministros necesarios para llevar a cabo el evento -entre otros, los de limpieza, médicos, de seguridad o logísticos- quedaban saldados con la publicidad.

El juicio se celebró el mes de marzo después de que el año pasado fracasara el acto de conciliación previsto en la ley para alcanzar un acuerdo de conformidad entre las partes. En su demanda, presentada en el 2015, Feria de Valencia afirma que el PP incumplió el contrato por el cual se obligaba al pago de los servicios prestados" para la celebración del congreso conservador.

El PP "está obligado a pagar por el espacio y los servicios que utilizó, sin que pueda aceptarse en ningún caso, tal y como sostiene, que la pretendida falta de concreción o de aceptación le permitan haber utilizado ese espacio y esos servicios sin pagar nada a cambio", alega la jueza en su auto.

Contra esta sentencia cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid.