+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA ENCRUCIJADA SOCIALISTA

Patxi López pasa el corte y entrega 12.000 avales para las primarias del PSOE

El proceso de recogida de firmas entre la militancia para las primarias socialistas acaba este jueves. Díaz se toma esta etapa como una primera vuelta y quiere barrer en respaldos

 

Susana Díaz, Pedro Sánchez y Miquel Iceta, en septiembre del 2015 en Madrid. - DAVID CASTRO

JUAN RUIZ SIERRA
04/05/2017

Para los partidarios de Susana Díaz, es una primera vuelta de lasprimarias socialistas, que culminarán en la votación de los militantes el próximo 21 de mayo. Para los defensores de Pedro Sánchez y Patxi López, los otros dos aspirantes a la secretaria general del PSOE, es solo un trámite más, indispensable para continuar en la carrera pero poco revelador del resultado final. El plazo para entregar los avales de las bases del partido acaba este jueves al mediodía (se necesitan 9.368 firmas, el 5% de un censo formado por 187.949 afiliados, para ser candidato oficial) y el equipo del exlendakari ha sido el primero en hacer llegar sus respaldos a la sede del PSOE, en la madrileña calle de Ferraz: según sus cálculos, falta el recuento de la dirección del partido, son 12.000 rúbricas.

Es un número suficiente para continuar en el proceso, pero López, tal y como se esperaba, pasa el corte por muy poco. El dirigente vasco, el único de los tres contendientes que cuenta con un escaño en el Congreso de los Diputados, es el tercero en discordia en unacontienda muy polarizada entre Díaz y Sánchez, cuya relación es ahora inexistente. Aun así, los colaboradores de López luchan contra el pesimismo e insisten en que su propuesta, basada en la necesidad de volver a “unir” al PSOE tras las múltiples batallas de los últimos tiempos, se acabará imponiendo.

A juicio de esta candidatura, la recogida de avales no aporta grandes luces sobre el desenlace. "La estrategia de esta campaña no pasa por una confrontación de avales. Esto no es ni siquiera una meta volante. Esto es la parrilla de salida. Hoy empieza todo", ha dicho el jefe de campaña del exlendakari, Óscar López, exsecretario de Organización. 

Tanto López como Sánchez subrayan que avalar es un acto público, por lo que muchos militantes de las federaciones más numerosas, cuyos líderes apoyan a Díaz, pueden sentirse obligados a firmar a favor de la presidenta de Andalucía, que defiende la abstención ante el PP. Sin embargo, el voto es secreto, continúan, y aquí las bases expresarán sin temor a hipotéticas represalias su malestar con la polémica decisión de permitir la continuidad de Mariano Rajoy en la Moncloa.

EL PRECEDENTE

Pero los partidarios de Díaz consideran que quien gana en avales gana en votos y la experiencia de procesos anteriores en el partido les da la razón. En el 2014, Sánchez, un diputado casi desconocido que tenía detrás a los principales líderes territoriales, incluida la propia Díaz, reunió 41.338 avales, frente a los 25.238 de Eduardo Madinay los 9.912 de José Antonio Pérez Tapias. Y después ganó las primarias con amplitud: obtuvo el 49% de los votos, 13 puntos más que el diputado vasco, que ahora, dentro del continuo cruce de lealtades que vive el PSOE en los últimos tiempos, es uno de los más significados valedores de la presidenta de la Junta.

Así que Díaz quiere dar un golpe psicológico con la recogida de firmas, trasladar la impresión de que cuenta con más apoyos que nadie entre los militantes, de que su triunfo es inevitable. Sus colaboradores situaban en días anteriores el listón a conseguir en las más de 40.000 rúbricas que logró Sánchez hace tres años, pero algunos incluso elevaban la cifra a 50.000, más de una cuarta parte del total de afiliados.