+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Podemos cierra la campaña en Madrid con el vértigo de un resultado incierto

Monedero sale a arropar a Espinar y a defender el liderazgo de Iglesias

 

Ramón Espinar y Rita Maestre, candidatos a las primarias a la dirección de Podemos en la Comunidad de Madrid. -

IOLANDA MÁRMOL
09/11/2016

Los candidatos a liderar la federación de Podemos en Madrid, Ramón Espinar y Rita Maestre, cerraron este miércoles sus campañas con una enorme tensión por lo incierto de un resultado clave en el futuro del partido. Ambos aprovecharon la jornada festiva en la capital (día de la Almudena) para hacer una última llamada a unos militantes que tienen hasta la medianoche para votar a favor del candidato pablista (Espinar) o de la errejonista (Maestre). Aunque en la contienda se elige el nuevo secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, la disputa tiene una implicación directa en el equilibrio de poder en clave estatal.

Espinar, de la candidatura Juntas Podemos, que le une a los anticapitalistas, salió a defender su proyecto arropado por el cofundador del partido, Juan Carlos Monedero, quien hace algunos días, después de que los pablistas perdiesen la primera votación (la de los documentos), planteó incorporarse a esta lista para apoyarla. Aunque la operación se paralizó, Monedero ha manifestado su entusiasmo hacia el proyecto de Espinar y este miércoles subió al escenario para reivindicarle al frente de Podemos en Madrid y para alabar el liderazgo de Pablo Iglesias. "Corresponde a Pablo liderar. Y aquí, en mi casa, Madrid, debemos estar a la altura de Ramón", señaló.

Maestre, que encabeza la lista Adelante Podemos, defendió que "ser radical es ganar un Podemos capaz de cambiar las cosas", en un esprint final de campaña con gran tráfico en Twitter con el lema 'Con M de Madrid, con de Mujeres y con M de Maestre', incidiendo en el carácter feminista de su candidatura. La actual portavoz del ayuntamiento de la capital mostró su orgullo de haber planteado una campaña propositiva, que ha huido del tono bronco. "Hemos puesto sobre la mesa propuestas positivas. Lo verdaderamente positivo es que no se ha señalado a ningún compañero y lo hemos logrado. No siempre ha sido así en otras candidaturas. Pese a que el tono general ha sido bueno, a lo mejor podríamos habernos tratado con más cariño y respeto", ha respondido a la pregunta de si se ha sentido criticada por la candidatura de Espinar.

El candidato pablista ha respondido que la campaña ha sido "impecable", pero que le habría gustado que hubiese estado "menos mediatizada" por el escándalo del piso de protección oficial con el que ganó 35.000 euros en su venta.