+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA ESTRATEGIA DE LOS POPULARES

Rajoy avisa a Puigdemont: "No subestimen la fuerza de la democracia española"

El presidente obvia la carta enviada por Puigdemont y Colau pidiendo un referéndum pactado

 

Mariano Rajoy, con María Dolores de Cospedal, Xavier García Albiol y Andrea Levy, en la junta directiva del PPC, este viernes. - JULIO CARBÓ

RAFA JULVE
15/09/2017

La mañana del 9 de noviembre del 2014 el PP catalán presentó en el Hotel Juan Carlos I de Barcelona una campaña que llevaba por lema 'Tendamos puentes, construyamos juntos'. El acto no era gran cosa, pero sirvió como excusa para cargar contra el "pucherazo" de la consulta soberanista que se estaba celebrando aquel día en Cataluña y para tratar de insuflar ánimos a la militancia. Lo cierto, sin embargo, es que las caras de muchos dirigentes eran más largas que un día sin pan. El enfado de no pocos populares con Mariano Rajoy por haber permitido que hubiera urnas era bien visible, una decepción que la dirección del partido no está dispuesta a rememorar con el 1-O. Todos firmes contra el referéndum, ni que sea pactado como han pedido en una carta conjunta Carles Puigdemont, Ada Colau, Oriol Junqueras y Carme Forcadell.

El jefe del Gobierno central ha presidido este viernes en el Hotel Grand Marina de Barcelona la junta directiva regional del PPC. Allí, largamente aplaudido y arropado sin mayores fisuras que las de algunos que reclaman mayor contundencia si cabe contra el independentismo, Rajoy ha dicho estar "sereno y en buena disposición de ánimo" y ha devuelto los agradecimientos a los populares catalanes por el papel que están jugando. Comprometido con que "el referéndum no se va a celebrar", el mandatario conservador ha obviado la carta que le han enviado los dirigentes catalanes y ha lanzado una clara advertencia a Puigdemont y Junqueras. "No subestimen la fuerza de la democracia española. La democracia española es muy fuerte y España es una gran nación", ha lanzado. Para rematar con un: "Están cometiendo ustedes un error y nos obligarán a llegar a lo que no queremos llegar".

Misiva con "copia" al Rey
La carta que ha obviado Rajoy y que han enviado los principales dirigentes del Govern, el Ayuntamiento de Barcelona y el Parlament hace "un nuevo llamamiento al diálogo al Gobierno español para abordar de qué manera nos podemos poner de acuerdo para que los catalanes celebremos un referéndum". El texto, dirigido con "copia" a Felipe VI, se ha divulgado también por la prensa internacional, lo que aprovechan los remitentes para denunciar "una ofensiva de represión sin precedentes" por parte del Estado "en que contempla desde la limitación del derecho fundamental a la libertad de expresión [...] hasta la detención del 75% de los alcaldes de Cataluña" por apoyar el 1-O.

También defienden los dirigentes catalanes que el apoyo de la sociedad catalana a un referéndum "es incuestionable desde todos los puntos de vista" y alegan que "el Código Penal español confirma que convocar un referéndum, aunque sea sin acuerdo, no es nunca un delito". Es después cuando proponen "un diálogo abierto, sin condiciones" para "escuchar la voz de la ciudadanía".

La Zarzuela ha optado por el silencio evitando valorar el texto enviado también al Rey, informa Pilar Santos. En cambio, la primera respuesta del Gobierno central no ha hecho falta esperarla ni por parte de Rajoy. El portavoz del Gobierno central, Íñigo Méndez de Vigo, ya había espetado poco después de difundirse la misiva que esta no era más que una "añagaza" y un ejercicio de "sarcasmo" porque el llamamiento a dialogar llegaba "después de las desobediencias" de los últimos días. "Siempre hemos brindado diálogo sin fecha de caducidad, pero dentro de la ley", ha remarcado. "Me temo que si no han tenido altura de miras hasta ahora, no la tendrán ahora", había vaticinado el 'conseller' de Presidència, Jordi Turull.

"Vivo en el lío", le dijo el mandatario conservador a Artur Mas en un encuentro en la Moncloa en febrero del 2012. Entonces PP y (todavía) CiU eran socios en el Parlament y el 'procés' no había nacido. Entonces el "lío" era la reforma laboral. Ahora el principal "lío" de Rajoy reside en Cataluña.

 
 
1 Comentario
01

Por Don Jose 19:23 - 15.09.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

pactado de qué si no hace falta.