+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

DEBATE PARLAMENTARIO

Rajoy salva el primer escollo para llevar la legislatura hasta mediados del 2019

La mayoría del Congreso respalda el techo de gasto del Gobierno y el reparto de los objetivos de déficit. PSOE y Podemos critican que la rebaja fiscal pactada entre PP y C's traerá recortes sociales

 

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados durante el debate sobre el reparto del objetivo de déficit y el techo de gasto del 2018. - JUAN MANUEL PRATS

ROSA MARÍA SÁNCHEZ
11/07/2017

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha salvado un nuevo escollo para lograr su objetivo de alargar la legislatura hasta, al menos, la segunda mitad del 2019. Por la mínima, con un solo voto de diferencia, el Congreso de los Diputados ha aprobado este martes el acuerdo del Gobierno para el reparto de los objetivos de déficit en el 2018 y el techo de gasto presupuestario para el año próximo.

Los apoyos de PP, Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria, UPN y Foro Asturias han logrado sumar 175 votos a favor del proyecto del Gobierno, uno mas que los 173 aglutinados por PSOE, Podemos, ERC, PDCat, Compromis y Bildu. Para esta victoria del Gobierno ha sido crucial la abstención del único diputado de Nueva Canarias,Pedro Quevedo, que con su voto en blanco ha evitado que el proyecto del Gobierno haya sido tumbado.

ALIANZA PRESUPUESTARIA

La misma alianza parlamentaria que sirvió para sacar adelante el tardío Presupuesto del 2017 a finales de junio es la que ahora vuelve a proporcionar a Rajoy una nueva bocanada de oxígeno para seguir adelante pese a la carencia de mayoría absoluta del PP.

Aunque el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha preferido hablar de "estabilidad momentánea" del Gobierno, en espera que que avance el trámite presupuestario en lo próximos meses.

El apoyo parlamentario al techo de gasto es solo el primer paso para la confección y posterior aprobación del proyecto de Presupuestos del Estado para el 2018. Y si salen definitivamente adelante estos Presupuestos en la votación del próximo diciembre, el Gobierno se garantizará poder llevar la legislatura hasta al menos la segunda mitad del 2019 aunque sea a lomos de una prórroga presupuestaria, en el hipotético caso de que en el otoño del 2018 no lograra los apoyos para sacar adelante las terceras cuentas de esta legislatura y tuviera que prorrogar las que ahora están iniciando su andadura en el Congreso de los Diputados.

SUBE EL GASTO, BAJAN LOS IMPUESTOS

El Ejecutivo ha fijado en 119.834 millones de euros el límite de gasto no financiero del Estado para 2018, lo que supone un aumento del 1,3% respecto a las cuentas públicas de este año y el primer alza en los últimos cuatro años al elevarse el nivel de gasto en 1.497 millones de euros respecto al 2017. Además, el objetivo de déficit del 2,2% del PIB para el año próximo ha quedado repartido entre Estado (0,7%), Autonomías (0,4%) y Seguridad Social (1,1%) mientras que asigna equilibrio presupuestario a las corporaciones locales (0,0%).

Según el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, "este es el proyecto que trae el Gobierno, para que España salga del Procedimiento de Déficit Excesivo y volver a encontrarnos el año próximo con la auténtica política nacional" una vez que el déficit se sitúe por debajo del 3% del PIB y afloje la vigilancia europea. Según el ministro, España afronta "la mejor oportunidad de crecimiento económico de su historia" y desde su punto de vista el rechazo a estos objetivos supone dar la espalda a la recuperación y quedarse "al margen de lo que está siendo el final del túnel de la crisis".

Antes de lograr los apoyos parlamentarios precisos, el Gobierno ha debido asumir la propuesta de Ciudadanos de una rebaja fiscal de 2.000 millones de euros en el IRPF en el 2018, así como ampliar en una décima el objetivo de déficit de las autonomías en el 2018 (hasta el 0,4% del PIB) y permitir que Canarias invierta en el 2018 parte de su superávit. Además, el Presupuesto del 2018 incluirá una subida salarial para los funcionarios superior a la del 1% del 2017.

"Estamos dispuestos a aportar estabilidad pero a cambio de mejoras", ha dicho en la tribuna el portavoz de C's Toni Roldán en referencia a la rebaja fiscal que dejará exentos los salarios de los mileuristas, inferiores a 14.000 euros al año.

TEMOR A NUEVOS RECORTES

Los portavoces de PSOE y de Podemos, Pedro Saura y Alberto Montero, han justificado su rechazo al techo de gasto, sobre todo, en la rebaja fiscal pactada por el Gobierno con Ciudadanos, en la que ven el anticipo de nuevos recortes de gasto social que -según se análisis- se harán necesarios a medida que los ingresos se muestren insuficientes. "El gran problema de este techo de gasto es usted" ha dicho Saura en alusión a la reciente sentencia del Tribunal Constitucional contra la amnistía fiscal del 2012.

Saura ha reprochado a Montoro hacer uso de "la zanahoria" que supone la rebaja de impuestos y ocultar a los ciudadanos "los palos del recorte del bienestar" que vendrá después en forma de "menos becas, mayores listas de espera en la sanidad y menores dotaciones contra el fracaso escolar". "Debería preocuparse de recaudar más y de recortar menos" ha recomendado a Montoro el diputado podemista Alberto Montero. "La rebaja de los ingresos significa recortes sociales y perjudican a las rentas más bajas, que son a quienes ustedes dicen beneficiar", ha sostenido la diputada de ERC Ester Capella. Tanto ERC como el portavoz del PDCat, Ferran Bel, han explicado su voto en contra del reparto de los objetivos de déficit por considerarlo "injusto y deseal" con Cataluña.