+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CASO RATO

La Secretaria personal de Rato declara el 8 de septiembre por su fichaje en Bankia

 

EFE
27/07/2016

El juez que investiga al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato por varios delitos, entre ellos blanqueo, corrupción entre particulares y administración desleal, ha citado el 8 de septiembre a la que fuera secretaria personal del exministro, Teresa Arellano, para conocer los detalles de su fichaje en Bankia.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, la decisión del magistrado Antonio Serrano-Arnal busca esclarecer los pormenores de la entrada en la entidad y de las condiciones del contrato de Arellano, a la que varios testigos han señalado por disponer de "amplia responsabilidad" en los asuntos de Rato.

La declaración de quien fuera persona de confianza del ex director gerente del FMI, investigada desde el inicio del proceso, se produce en el marco de la nueva ronda iniciada por el instructor, que volverá a llevar a los juzgados de Plaza de Castilla al propio Rato y a su excuñado y asesor en Bankia, Santiago Alarcó.

Arellano está acusada de delitos fiscales, blanqueo y corrupción entre particulares, y, según consta en el sumario del caso, fue ganando competencias en Bankia hasta el punto de que "Teresita" -diminutivo con el que en ocasiones se dirigía a ella Rato- se hizo cargo de la dirección general de comunicación y pasó a ser "la persona más próxima a la presidencia.

Los términos del contrato reflejan una retribución de 110.000 euros en 2010, de 213.000 euros en 2011 y de 374.500 euros en 2012, así como una indemnización por despido de 339.619 euros, con una antigüedad reconocida de doce años, y la Fiscalía pide que se extienda la pieza separada a esta posible administración desleal.

Por lo que respecta a la antigüedad reconocida de Arellano, implica que se dé traslado a la Inspección de Trabajo para que valore este extremo, tal como ha acordado el juez.

Sin embargo, Arellano, que debe comparecer ante el juez una vez al mes, mantiene su inocencia y niega la presunta "cercanía" con su exjefe, con quien asegura que siempre mantuvo la distancia profesional.

La exsecretaria y apoderada de varias sociedades de Rato dice que en diciembre de 2014 su jefe "presionó y obligó emocionalmente" para que fuera la nueva administradora de Kradonara 2001, epicentro de la presunta red empresarial delictiva, tras el cese del abogado Domingo Plazas, también investigado, pese a que, según ella, "ni quería ni estaba preparada por problemas familiares".

Arellano y Rato se conocieron en 1983, tras coincidir en Alianza Popular, donde iniciaron una relación profesional que ha durado más de tres décadas, como ella reconoció tras su detención en octubre.

Entre las incógnitas de la investigación está la cuenta bancaria en el refugio fiscal de las Islas Caimán a nombre de Arellano, donde Rodrigo Rato habría realizado una transferencia en 1998, movimiento cuyo origen ahora ambos afirman desconocer.

El 8 de septiembre, el exvicepresidente del Gobierno declarará también ante el juez Serrano Arnal por presuntas irregularidades en la contratación en Bankia de su excuñado, Santiago Alarcó, igualmente citado a declarar.