+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JUICIO EN LA audiencia de las palmas

Sobornos con nombre de fruta para los acusados del ‘caso Faycán’

Un intermediario desvela la forma en la que se repartían las comisiones en Telde. Tras un pacto con el fiscal, 20 de los 28 procesados aceptan penas mínimas

 

Algunos de los acusados por el ‘caso Faycán’ que se sientan en el banquillo de la Audiencia de Las Palmas. - EFE

EFE mediterraneo@elperiodico.com LAS PALMAS
17/01/2018

El intermediario que recogía los sobornos que se pagaban en el Ayuntamiento de Telde declaró ayer que su jefa, la exconcejal de Obras Públicas, le dijo que iba a llevar «aguacates» al exalcalde Francisco Valido, del PP, y que la edil usaba el nombre de frutas para referirse al dinero.

El intermediario, Francisco Gordillo, se reconoció culpable de delitos de cohecho, malversación y fraude en el juicio del conocido como caso Faycan, que se celebra en la Audiencia de Las Palmas y en el que se investiga el pago de comisiones ilegales a cambio de obras en el ayuntamiento de Telde (Gran Canaria) entre el 2003 y el 2006.

Ayer, en el segundo día de la vista, relató en qué consistía su trabajo para la concejal de Obras Públicas y Contratación, María Antonia Torres, ya fallecida, a la que la fiscalía cita entre los cabecillas de la trama. El intermediario Gordillo explicó a preguntas del fiscal Anticorrupción de Las Palmas, Luis del Río, que a él le entregaban los sobres para la concejal Toñi Torres y que, aunque desconoce si el alcalde Valido llegó a recibir el dinero, la edil fallecida le dijo que le iba a llevar al alcalde «aguacates».

En la primera sesión del juicio, celebrada el lunes, 20 de los 28 procesados aceptaron penas que no superan los dos años de cárcel --no tendrán que ingresar en prisión-- al llegar a un acuerdo con el fiscal Anticorrupción.

Gordillo ayer alegó problemas de memoria cuando el fiscal Del Río le pidió que concretase algunos detalles de lo ocurrido, pero sí indicó que la concejal de Obras Públicas de Telde no le permitía asistir a las reuniones con «ellos» (Valido y otros acusados). En ese momento explicó que la edil solía utilizar nombres de frutas para referirse al dinero de las comisiones, sin mencionarlo.