+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JUICIO EN LA AUDIENCIA NACIONAL

Trapero asegura que nunca tuvo "relación estrecha" con Puigdemont

La fiscalía se interesa por el motivo por el que fue nombrado mayor y por el operativo del 2=-S. La fiscalía defiende su acusación aunque la rebajará a sedición al final del juicio

 

Trapero asegura que nunca tuvo "relación estrecha" con Puigdemont - JOSE LUIS ROCA

ÁNGELES VÁZQUEZ
20/01/2020

El momento estrella del juicio contra la excúpula de los Mossos no se ha hecho esperar. Tras un breve trámite de cuestiones previas que se han rechazado o se resolverán en sentencia, el principal acusado ha empezado a declarar ante el tribunal. El mayor Josep Lluís Trapero ha declarado que "no tenía una relación ni buena ni mala", con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. "No tenía ningún tipo de relación estrecha con el presidente", respondió al teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, que se ha interesado sobre por qué adquirió esa categoría en abril de 2017.

El exjefe de los Mossos ha explicado que fue propuesto ser ascendido a mayor en enero de 2016, pero no fue nombrado hasta abril de 2017 por decisión del entonces director de la policía autonómica, Albert Batlle, designación de la que Puigdemont, no sabía nada. El fiscal se interesaba sobre por qué se le nombró a él cuando en los 10 años anteriores nadie había ascendido. Trapero se limitó a decir que ignoraba por qué no se había hecho pero que a él se le ofreció como una oportunidad de tener más autoridad y no poder ser removido de su responsabilidad al frente del Cuerpo al albur del Govern.

HASTA EL FINAL

En el momento de cuestiones previas, el teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, dijo ser consciente de la sentencia del procés y lógicamente ha anunciado que en el momento oportuno se considerará la conveniencia de cambiar la calificación de rebelión a sedición, porque no es legalmente precedente hacerlo ahora. Ese momento, como ha adelantado este diario, se producirá formalmente una vez que concluya la prueba prevista en el juicio que acaba de comenzar.

Como los hechos recogidos en el auto de procesamiento y en el escrito de acusación fiscal son los mismos, su calificación jurídica no queda comprometida aunque no se cambie ahora el delito por el que acusa de rebelión a sedición. El fiscal adscrito al caso, Pedro Rubira, utilizó esta argumentación para negar indefensión por no anunciar la rebaja de su acusación que provocará la sentencia del procés ahora. Citó numerosa jurisprudencia del Tribunal Constitucional que, en su opinión, avala este criterio.