+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Vila se postula como candidato y el PDECat hace ahora autocrítica

El ‘exconseller’ echa el freno y el partido admite cierta precipitación . Cargos locales críticos con el aspirante piden una alianza soberanista

 

FIDEL MASREAL mediterraneo@elperiodico.com BARCELONA
01/11/2017

El exconsejero de Empresa y Conocimiento Santi Vila confirmó ayer que ha presentado al presidente del PDECat, Artur Mas, y a la coordinadora general Marta Pascal su candidatura para encabezar la lista del partido en las elecciones autonómicas del 21-D. «Efectivamente, he planteado a la dirección del partido que tengo toda la determinación, equipo, ideas y apoyos para volver a poner al PDECat como instrumento útil», explicó en declaraciones a RAC-1, ratificadas en La Sexta.

Vila ha apostado por una candidatura al margen de ERC y la CUP, si bien podría compartir parte del programa electoral. En concreto, ha afirmado que está dispuesto a incluir la independencia en el programa, pero «ajustada a derecho, como hizo Escocia». El consejero dimitido fue muy crítico con la decisión de proclamar la independencia el pasado viernes y apuesta por una candidatura que reclame recuperar las instituciones, la amnistía de los presos y la secesión por las vías legales.

Vila explicó que se estuvo a punto de lograr un pacto con el Estado para convocar elecciones autonómicas por parte de Puigdemont a cambio de que se retirara el artículo 155 de la Constitución para intervenir la autonomía, pero que hubo en Cataluña «un juego de desconfianzas y despropósitos» al que se sumó el ataque al acuerdo por parte del PP catalán, añadió.

LA LEGITIMIDAD / De igual forma, considera que el Govern no tenía «legitimidad suficiente» para realizar la declaración unilateral de independencia (DUI), y asegura que combatió «en público y en privado» las votaciones del 6 y 7 de septiembre que aprobaron las leyes del referéndum y de transitoriedad jurídica. «Siempre he dicho que no teníamos la legitimidad de declarar la independencia porque había un empate técnico», recalcó y reveló que no tuvo conocimiento del viaje de Puigdemont a Bélgica.

Al mismo tiempo que Vila se postulaba, la coordinadora general del PDECat, Marta Pascal, hacía por primera vez autocrítica de las últimas decisiones tomadas por el independentismo, como la declaración unilateral de independencia. En una entrevista en TV-3, la dirigente soberanista admitió que quizá se consideró que sería muy fácil hacer efectiva la secesión.

«Nosotros hemos hecho lo que tocaba --explicó en la entrevista--; el hecho de que no hubiera reconocimiento internacional o de que, por ejemplo, los Mossos hayan tenido que seguir a las órdenes del Gobierno del PP ha generado la sensación no sé si de desencanto...».

«Lo que nos ha pasado es que hemos dado por muy fácil algo que quizá no es tan fácil pero que era posible. Lo hemos hecho posible; ahora, el Gobierno del PP nos ha puesto una trampa, unas elecciones autonómicas por delante. Un plebiscito que nos interpela», añadió la independentista.

Pascal también fue crítica respecto a los tuits y muestras de rechazo que dentro del PDECat se produjeron el pasado jueves cuando Puigdemont anunció su intención de convocar elecciones autonómicas.

OTROS CANDIDATOS / En cualquier caso la candidatura de Vila genera también anticuerpos en el seno de su propio partido. Algunos han afirmado en privado que la apuesta del exconseller sería útil en un contexto autonomista para conseguir mejoras en autogobierno por parte del Estado. Pero no es el caso, añaden, «ni mucho menos». Alcaldes del partido consideran extemporánea su candidatura y creen que las bases de la formación no están por la labor. «Lo vemos fatal», indicaba un edil y diputado, que se muestra muy crítico con Vila.

Así las cosas, incluso algunos moderados en el PDECat están de acuerdo con una lista unitaria en la que, con toda seguridad, Vila no sería candidato. Y apuestan por una candidatura conjunta de fuerzas soberanistas con partidos y entidades. En todo caso, el partido deberá celebrar, de forma urgente, elecciones primarias para escoger al candidato para el 21-D. Si no es Vila, el preferido de todos sería Puigdemont, pero, hasta la semana pasada, el president cesado insistía en su conocida decisión de no presentarse a la reelección.