+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CULMINA UN AÑO DE TRABAJO

BP Castellón certifica su sistema ambiental

La refinería castellonense obtiene la certificación de su sistema de gestión ambiental conforme a la última edición de la norma ISO 14001:2015

 

PRIMERA. La refinería de Castellón, la primera del Grupo BP en lograrlo. - MEDITERRÁNEO

E. C.
21/06/2017

La refinería BP de Castellón ha superado recientemente la certificación del Sistema de Gestión Ambiental (SGA) conforme a la última versión de la norma ISO 14001:2015. La refinería de Castellón ha sido la primera refinería del Grupo BP en certificarse conforme a la recién publicada norma, demostrando, una vez más, estar a la cabeza en su gestión ambiental.

La ISO 14001 es una norma internacional que recoge los puntos a cubrir en un sistema de gestión ambiental eficaz en una organización.

Desde 1998, la refinería de Castellón cuenta con la certificación de conformidad con la norma ISO 14001 para su SGA. Este sistema de gestión ambiental está verificado por una compañía externa. Esta certificación permite garantizar una gestión de aspectos medioambientales sistemática, traceable, correcta, efectiva y auditada externamente. Disponer de un SGA certificado está recogido en la última versión del catálogo de mejores técnicas disponibles del sector de refino (MTDs), aprobadas por la Comisión Europea en 2014; este requisito está recogido en la Autorización Ambiental Integrada (AAI) del centro castellonense.

CAMBIOS

La nueva versión de la ISO 14001 incluye cambios de gran alcance, entre los que destacan el enfoque global y de ciclo de vida para la definición de los objetivos ambientales, cubriendo la adquisición de la materia prima, el diseño del producto, del proceso en sí, el transporte del producto y la gestión del mismo hasta el final de su vida útil.

La gestión de riesgos y oportunidades, así como el análisis de las necesidades y expectativas de las partes interesadas (clientes, accionistas, vecinos y la comunidad en general) es un pilar de la nueva norma. En definitiva, supone una transición de un enfoque basado en aspectos ambientales directos y requisitos legales a una visión holística del sistema de gestión que tiene muy en cuenta las necesidades y expectativas de las partes interesadas: comunidad, administración, comunidad científica, etc.

“Esta certificación finaliza tras un largo proyecto de adecuación del sistema de gestión a la nueva norma que se inició hace un año con: formación, evaluación de los cambios, creación y revisión de documentos, actualización de objetivos y registros, y certificación por parte de una empresa acreditada externa”, indican desde BP. Además, añaden que “la certificación del SGA conforme a la última versión de la ISO 14001 es un requisito del grupo BP que hemos logrado con más de un año de antelación frente al plazo establecido por la norma y que evidencia, una vez más, el compromiso firme de nuestra compañía con el medio ambiente”. Durante la misma, se validó externamente la declaración ambiental de 2016 frente al reglamento voluntario del Sistema Comunitario de Gestión y Auditorías Medioambientales EMAS (por sus siglas en inglés).