+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Espectáculos

 

EN EL PALAU DE CONGRESSOS

Bárbara Breva 'toma' Peñíscola

Con un estilo ecléctico y personal, la artista de Castelló pone hoy el broche de oro al Festival de Jazz de Peñíscola (23.00) con un proyecto que mezcla temas propios con estilos de bossanova o funk

 

Breva hará un repaso por su carrera musical y aportará temas inéditos. - ANTONIO PRADAS

ANDREA LÓPEZ
01/08/2020

La intérprete castellonense Bárbara Breva es la encargada de cerrar hoy, a las 23.00 horas, el Festival Internacional de Jazz de Peñíscola que se celebra en el Palau de Congressos, junto a una banda de músicos valencianos con amplia trayectoria en el panorama jazzístico internacional.

Con un estilo versátil y que prima ante todo la expresión, los matices y la conexión con el público, la artista combina la influencia de la tradición con la búsqueda de su propia identidad. Y para lograrlo, presenta una propuesta renovada y ecléctica que le permite explorar la música desde distintos puntos de vista con el fin de encontrar en ellos un espacio propio.

En su repertorio conviven desde la balada más íntima al up-tempo más descarado, sin olvidar la bossa nova o el blues y los guiños al funk, el soul, el pop-rock, el latín, el musical, la canción sudamericana o las piezas de autor, con gusto para todo tipo de oídos. Todo ello salpicado por la constante aventura de la improvisación y la búsqueda de la emoción.


Banda de categoría


En esta ocasión, una banda formada por cinco músicos valencianos de renombre acompañarán la exquisita voz de Bárbara Breva. Ellos son Ricardo Belda al piano y Jesús Gimeno a la batería, componentes de su cuarteto desde hace más de una década, a los que se unirá Rober Molina al bajo eléctrico, Fabian Barraza a la guitarra y Samuel Parejo a la percusión, vibráfono y teclados. Todos ellos cuentan con una importante carrera musical, y así lo demostrarán en la ciudad del Papa Luna esta noche.
La artista afirma que participar en el Festival de Peñíscola «es un honor y una responsabilidad». «La banda se ha implicado al máximo y les estoy muy agradecida, al igual que a todos los músicos, con quienes he tenido la suerte de compartir escenario, por el importante aprendizaje tanto a nivel musical como personal», dice.


Bárbara Breva se encuentra cómoda en todos los estilos, evidencia de quien tiene la seguridad, gracias a su exigente preparación, de descorchar un trabajo bien hecho. Entre sus pasiones, musicalmente hablando, ama versionar grandes clásicos, recuperar canciones antiguas, crear otras nuevas, adaptar letras, cantar a capella y, especialmente, interactuar con el público, a quien hace partícipe del concierto desde el primer minuto. En este espectáculo introducirá además algún tema propio, tanto en inglés como en castellano, aspecto que supone una novedad con respecto a anteriores recitales.


La actuación pone el broche a un evento que, según la organización, ha resultado ser un éxito en tiempos de pandemia, donde el público viene atendiendo con rigor las medidas de seguridad, confirmando que la cultura «es posible pese a las dificultades sanitarias». Aquellos que estén interesados en disfrutar de una noche de jazz, una de las pocas pero tan necesarias citas musicales de la provincia, pueden adquirir su entrada (10 euros) a través de la web instanticket.es; en el mismo recinto en horario de mañana, o dos horas antes de que empiece el concierto.


Agradecimiento


La artista, miembro también de distintas formaciones como Mante (pop), Onda Big Band, Four on Six (blues, rock y soul), agradece expresamente el apoyo del Instituto Valenciano de Cultura (IVC) por «apostar por la música valenciana en este festival, y por haber mantenido la programación, a pesar del difícil momento por la pandemia», destaca. En este sentido, Breva tiene muy presentes los acontecimientos más recientes de la localidad.

«Sabemos que hay miedo ante el covid y lo del último brote de Peñíscola, pero la sala cuenta con medidas extremas de protección, control de temperatura y separación de asientos para que nadie pueda sentirse incómodo», recuerda. Será un espectáculo «muy divertido y personal para despedir la edición de este atípico año», destaca, por su parte el director del IVC, Alfonso Ribes.

Todo listo para recibir a una de las grandes voces castellonenses del blues, que con su maestría tomará el escenario para deleitar a un público deseoso de volver a disfrutar de la música en vivo, uno de los planes imprescindibles del verano. Y qué mejor que Bárbara Breva para dar la bienvenida al mes de agosto, en una noche en la que los sentimientos estarán a flor de piel, en una de las citas consolidadas en la programación estival de la provincia.