+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Espectáculos

 

Gases lacrimógenos contra la protesta que critica las nominaciones de Polanski en los premios Cesar

La policía francesa carga contra las personas que se manifiestan porque la última película del director, acusado de varias violaciones a menores, haya recibido 12 candidaturas

 

Policías (en primer término) se enfrentan a los manifestantes que protestan a las puertas de los premios Cesar contra las 12 nominaciones a Polanski, este viernes en París. - EFE / JULIEN DE ROSA

EL PERIÓDICO
28/02/2020

La policía francesa ha lanzado este viernes gases lacrimógenos a unos manifestantes que protestaban en el lugar donde este viernes por la noche se entregan los premios de cine César por las 12 nominaciones de la última película de Roman Polanski.

La última película de Polanski 'Un oficial y un espía' compite por 12 premios Cesar, lo que ha indignado a muchos sectores e incluso ha hecho dimitir a la cúpula de la Academia del cine francés, acosada por las críticas.

El cineasta fue acusado de haber mantenido relaciones sexuales en 1977 con una menor, Samantha Gailey (hoy Samantha Geimer), en la mansión del actor Jack Nicholson en Los Ángeles, durante una sesión privada de fotos para la que la menor, entonces de 13 años, posaba como modelo.

Cuando le fueron presentados los cargos, Polanski aceptó declararse culpable de los hechos como condición de que solo cumpliría 42 días de condena. Sin embargo, el día antes de que fuera leída su sentencia se dio a la fuga y abandonó el país al recibir la información de que el juez encargado del caso, Laurence J. Rittenband, iba a condenarle a una pena de hasta 50 años de prisión que sirviera de escarmiento a una comunidad, la de los actores de Hollywood, calificada entonces de libertina.

Posteriormente, salieron a la luz otros casos de supuestas violaciones cometidas por el director de cine, como la acusación de la exactriz Renate Langer, que asegura haber sido violada por Polanski en su casa de Gstaad (Suzia) en 1972, cuando tenía 15 años.