+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Espectáculos

 

Mark Haddon le enmienda la plana a Shakespeare

El autor de 'El curioso incidente del perro a medianoche' publica 'El delfín', una fábula contemporánea

 

El escritor británico Mark Haddon. -

ELENA HEVIA
22/01/2021

El despacho de Mark Haddon en Oxford tiene un algo de caos ordenado. No es exactamente la habitual madriguera de escritor porque entre los libros pueden verse también las telas y las pinturas con las que pretende llenar los espacios de sequía escritora. Uno no puede estar escribiendo todo el rato, necesita espacio para madurar las ideas y a veces ese espacio es incómodo. Yo lo soluciono pintando, explica a través de la pantalla.

El segundo apellido de Haddon - si los británicos lo tuvieran- podría ser El-curioso-incidente-del perro-a-medianoche, la novela que lo lanzó internacionalmente, tuvo una gloriosa adaptación teatral y que el autor considera hoy como una bola de oro sujeta al tobillo. Sabe que tiene que agradecerle a aquel éxito el haberse convertido en un escritor famoso y poder dedicarse al oficio a tiempo completo. Pero también necesita alejarse de esa jaula dorada, alejarla de su cabeza, para seguir adelante.

Eso es lo que ha hecho con El delfín? (Salamandra / Amsterdam). una obra rara en su trayectoria con la que ha recuperado el favor del público británico. Y no es fácil contentar a tantos lectores dos veces con la misma intensidad. El delfín? es una extraña fábula de aventuras que se desarrolla en tres tiempos: la actualidad, un pasado mítico y lejano y el Londres de tiempos de Shakespeare. De hecho, la novela recrea en clave actual una de las obras menos conocidas y apreciadas del bardo, Pericles, príncipe de Tiro?. El desencadenante de la novela es un pasaje de la obra en la que el protagonista cae en desgracia cuando descubre que el rey abusa de su hija, lo que ocupa en el drama isabelino apenas un par de líneas, puro macguffin para que Pericles, el hombre fuerte, pueda vivir mil y una peripecias marítimas. Quería incidir en el tema de los abusos de los que apenas se habla en la obra de Shakespeare y quería recordar a los lectores que ese delito es algo real, algo que le ocurre a una persona de carne y hueso.

Un rompecabezas

Reescribir una obra de Shakespeare podría parecer una osadía y Haddon es consciente. Escogí Pericles porque no es muy buena, es un título que no aparece en First Folio, las obras autentificadas, por lo que se duda incluso de la autoría de Shakespeare que posiblemente la escribió en colaboración. Sería un idiota si lo hubiera intentado con Hamlet?. El juego de Haddon es una especie de rompecabezas en el que los personajes del presente tienen su reflejo en el pasado clásico e incluso en las acciones, que ocurren dos veces.

La idea es que los conflictos del pasado, los abusos a las mujeres, especialmente, siguen golpeando en la actualidad. Quería meterme en la piel de personajes a los que históricamente no se les había dado voz. He dado más capacidad de actuar a las mujeres, las he colocado en el primer plano de estas historias. No se trata, según el autor, de imponer un punto de vista al lector, pero asegura: Es imposible crear un mundo sin que tus principios no se perciban porque forman parte de tu ADN. ¿Podría convertirse esta novela en una obra de teatro como El curioso incidente?? Cuando Simon Stephens del National Theater me propuso adaptarla pensé que era imposible. Luego la vi convertida en una fiesta escénica. Así que no me atrevo a decir nada. No entiendo ese proceso.