+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

en el corte inglés

Pedro Tejada perfila un Max Aub «que hay que reivindicar»

Presenta la edición crítica de ‘Trampas’, un libro que «habla del juego y de la vida»

 

Tejada, durante su intervención ayer en El Corte Inglés de Castellón. - MEDITERRÁNEO

VICENTE CORNELLES
09/06/2017

La vida como un juego. Vivir es jugársela. Aforismos clarividentes y ciertos. Sentencias surgidas de la creatividad e imaginación de Max Aub, escritor maldito y transgresor, rescatadas por Pedro Tejada, autor de una edición crítica de Trampas, reflejo del ingenio literario de un príncipe de las letras vital y polivalente que murió en el exilio en 1972, «precisamente cuando había acabado una partida de naipes».

Tejada, investigador y erudito de la vida y obra de Aub, presentó ayer en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Castellón este trabajo del autor de Crímenes ejemplares, su obra más conocida, pero también para «reivindicar un escritor avanzado a su tiempo, que supo adivinar cómo iba a ir la sociedad en el futuro, como se comportan los políticos siempre en el juego de la política, y a nivel literario como casi inventor de los microrrelatos tan de moda ahora entre los escritores».

En Trampas, «Aub juega literalmente e irónicamente sobre la vida y los juegos de azar, pero también con el fútbol, los toros, el ajedrez, la lotería...», cuenta Tejada, que recoge en la publicación 412 aforismos, «de los cuales solo se conocían una cuarta parte».

«Es un texto casi inédito en el que el autor hace guiños a la dicotomía de la propia vida, que es cara y cruz, haz y envés, blanco y negro...», señala el autor de esta edición crítica de un libro de Max Aub «luchador y de un alarde de conocimiento lingüístico impresionante para reírse de sí mismo y de la propia existencia, que es un juego», concreta el autor de un volumen, «que no es un manual, sino todo un compendio de filosofía, mordacidad, actitudes vitales y la diversión».