+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Espectáculos

 

durante la feria de san isidro, el 2 de junio

La provincia estará al lado de Varea en su confirmación de alternativa en Madrid

Enrique Ponce será el padrino y David Mora el testigo con toros de Garcigrande

 

La provincia estará al lado de Varea en su confirmación de alternativa en Madrid -

JORGE CASALS
07/05/2017

La provincia de Castellón ha comenzado ya a movilizarse para estar al lado de Varea en una de sus citas más importantes de su carrera, su confirmación de alternativa en la plaza de toros de Las Ventas. El diestro de Almassora hará su presentación como matador de toros en la plaza más importante del mundo el próximo 2 de junio, dentro del ciclo más relevante de la temporada, la Feria de San Isidro. Y lo hará con un cartel de lo más rematado, al lado de dos figuras como Enrique Ponce y David Mora, y toros de la ganadería de Garcigrande.

Para esta cita, su peña de Almassora ha programado un viaje para que su torero se sienta una vez más arropado por su gente ante la cita más importante del año. Así pues, los interesados en el desplazamiento podrán reservar su plaza en los siguientes puntos de la localidad: Ferreteria Beltrán y Bar El Sindicat. El precio del viaje, que incluye el bus y la entrada al festejo, es de solo 42 euros para los socios, y 46 para los que no lo son. El autobús saldrá a las ocho de la mañana del ambulatorio de Almassora y regresará al finalizar la corrida de toros. Las plazas son limitadas, por lo que para reservarlas, se puede hacer también en el siguiente teléfono: 629 310514.

Después de un inicio de año en el que su nombre volvió a sonar entre los toreros jóvenes tras su paso por plazas como Arnedo o Castellón, el diestro castellonense afronta una cita vital para el desarrollo de esta campaña. De lo que ocurra el 2 de junio depende en gran parte el resto de la temporada. Cabe recordar que en su presentación como novillero en Madrid, pese a no cortar orejas, dejó una grata sensación ante la exigente afición venteña.