+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

con letras combativas y subversivas en clave feminista

La rapera La Furia empodera a las mujeres en Castellón con un taller

La cita será en el edificio Menador de la plaza Huerto Sogueros

 

La Furia. -

R. D. CASTELLÓN
26/01/2018

La Universitat Jaume I (UJI) organiza un taller sobre el rap como herramienta para el empoderamiento feminista dentro del ciclo Encontres musicals. La cita será mañana, sábado, de 11.00 a 13.00 y de 16.00 a 18.00 horas, en el edificio Menador Espai Cultural. La entrada es libre con inscripción previa enviando un e-mail a sasc@uji.es o llamando al 964 728 872.

Bajo el título El rap es la voz de las sin voz, la rapera española La Furia realizará este taller que parte del uso del rap como herramienta para el empoderamiento feminista, de tal manera que se puedan identificar los mecanismos sexistas, reflexionar sobre estos, ver cuáles son las circunstancias de cada persona desde una mirada feminista y conocer a través del rap una manera fácil, liberadora y gratuita de expresión, sin censuras y también sin formalismos, para poder cambiar de alguna manera la realidad, haciéndola más saludable.

La rapera donostiarra intenta combatir desde la música el machismo, con letras subversivas y transgresoras en clave feminista. Con una visión luchadora y un profundo sentido artístico, La Furia derrocha rimas certeras e hirientes, que hablan de incomprensión, de anarquía, de feminismo. Las letras de La Furia tratan de luchar contra el capitalismo heteropatriarcal y reflexionan sobre las opresiones que viven las mujeres con ritmos de remembranzas góticas y gregoriano, con un activismo anarko feminista en canciones como Lo llamáis cielo, Bruja del norte, Aunque duela, Quisiera vivir, No hay clemencia, Cachorras, Yo maté al príncipe azul o Niñas oscuras. Además, se dedica a impartir talleres en los que el rap se utiliza como arma de liberación feminista.