+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Espectáculos

 

FRENTE AL ASCENSO DE VOX

Siete libros para comprender (y temer) los nuevos fascismos

Michela Murgia, Timothy Snyder y Madeleine Albright son algunos de los autores que han reflexionado sobre el tema

 

Tres portadas de libros recientes sobre el fascismo. -

ELENA HEVIA
16/11/2019

Ya somos europeos.  Ya tenemos a la extrema derecha ampliamente representada en el Congreso. Vox ha sido de las últimas en llegar pero su puntaje es impactante, más de un 15% de representación parlamentaria.  Aunque se les esperaba y temía cual bárbaros de esos que nunca acaban de atacar,  a la izquierda le ha pillado el ascenso con el pie cambiado. Quizá porque estéticamente no cumplen las expectativas más ortodoxas, no hay cabezas rapadas o símbolos nazis, aunque Abascal gaste gestos (ese mentón erecto) puramente mussolinianos. Luego está la terminología.  En estos últimos años, el epíteto fascista y por supuesto la palabra nazi se han convertido en dardos desgastados de tanto lanzarlos a izquierda y  derecha y de tanto darles la vuelta:  un calcetín que para unos puede significar un autoritarismo intransigente y para otros, sencillamente, la lucha por los derechos civiles. Así que no caben ni lloros ni crujir de dientes.  Si no se atendió a los signos, si Vox parecía una opción demócrata más, bueno será documentarse e informarse con una serie de ensayos que están esperando en las librerías, capaces de explicar cómo es este nuevo fascismo precisamente el año en que el antiguo, el genuino, el de Mussolini, ha cumplido un siglo desde su fundación. Y no hay excusas porque los libros que advertían son ingentes, señal de que el tema preocupa. Aquí va una selección.

Quién es fascista. Emilio Gentile (Alianza)

El ‘professore’ Gentile, uno de los politólogos italianos más respetados, ha dedicado su vida al estudio del fascismo histórico. Este pequeño manual intenta  desbrozar el término de su uso cotidiano, afirmando que denominar fascistas a los nuevos fenómenos de extrema derecha con cabezas visibles como Trump, Bolsonaro  y Erdogan,  que propugnan la exaltación del hombre fuerte,  el nacionalismo, la hostilidad hacia los migrantes o la defensa de la religión, supone no analizar a fondo el fenómeno, estableciéndolo como  un modelo con nuevas reglas.

La novelista y activista sarda Michela Murgia / IPP / GIORGIA BOTTEGHI

Instrucciones para convertirse en fascista. Michela Murgia (Seix Barral)

Naturalmente, el título y el contenido (que debe ser leído a la contra) es provocador. Lo plantea la novelista y activista sarda que se ha significado especialmente en el apoyo a los refugiados que rechaza Salvini y que tiene muy claro que de aquellos polvos (el fascismo histórico) surgieron estos lodos. Lo más interesante es cómo la autora coloca un espejo para que quien lea este alegato fascista que incluye incluso un fascistómetro que mide nuestro grado de implicación en algunas de sus ideas.  El enemigo está en nosotros acusa Murgia.

Anatomía del fascismo. Robert O. Paxton (Capitán Swing)

El historiador norteamericano se centra en este ensayo  en las acciones de los fascismos históricos y no tanto en sus idearios teóricos. También intenta responder a la pregunta del millón: ¿Es posible aún el fascismo? “Si interpretamos la resurrección de un fascismo puesto al día como la aparición de algún equivalente y no como una repetición exacta, es posible”. Pero advierte que hay que interpretarlo con una comparativa inteligente de cómo funciona y no prestando una atención superficial a los símbolos.

 
La primera mujer en la secretaría de Estado de los Estados Unidos, Madeleine Albright  / AP / ZACH GIBSON

Fascismo. Una advertencia. Madeleine Albright (Paidós)

La que fue secretaria de Estado en el mandato de Clinton, y de hecho la primera mujer en ese cargo, a sus 82 años se ha sentido  interpelada por el ascenso de Trump . Nacida en Praga, su familia huyó del nazismo y más tarde del comunismo totalitario. Para ella un fascista se identifica como parte de un grupo y proclama que ese grupo encarna la nación. Si a eso se le añade un plus de violencia, dice, ya tenemos un dictador totalitario.

Facha. Cómo funciona el fascismo y cómo ha entrado en tu vida. Jason Stanley (Blackie Books)  

A este pensador norteamericano que da clases en el MIT y en Yale le interesan sobre todo los mecanismos del lenguaje. La forma en la que la democracia permite que se puedan crear y vehicular mentiras que se van filtrando poco a poco en la sociedad con el objetivo de crear miedos y hostilidades hacia el otro. Según Stanley, la debilidad de la democracia es que permite alimentar movimientos nacionalistas antiinmigración a la vez que favorecen la victimización de determinados sectores. 

 
El historiador y politólogo Timothy Snyder.

El camino hacia la no libertad. Timothy Snyder (Galaxia Gutenberg)

El libro de este historiador especializado en las ideas autoritarias del siglo XX, llámense fascismo, nazismo o estalinismo, traslada su foco al momento  actual con la manipulación sesgada, a través de las redes sociales y algunos canales de comunicación, del gobierno de Putin. El dirigente ruso, sostiene Snyder, es el principal inductor de una política europea basada en los populismos, que tendría su corolario en la decisión de Gran Bretaña de abandonar la Unión Europea y en la llegada de Trump.

Suspiros de España. El nacionalismo español. Xosé M. Nuñez (Crítica)

El ganador del último premio Nacional de ensayo tiene su mayor interés en el análisis de la historia española desde la Transición y los diferentes nacionalismos que cohabitan con fricción. Nuñez opone el nacionalismo del Estado español a los nacionalismos descentralizados y afirma que el primero, por reacción al independentismo catalán, ha alimentado tanto a  la derecha más escricta y al ascenso de Vox como a todo el arco parlamentario.

Buscar tiempo en otra localidad