+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Onda

Onda, turismo accesible

El castillo se convertirá en breve en la primera fortaleza adaptada de la provincia de Castellón

 

AVANCE. La localidad tendrá el primer castillo 100% accesible de la provincia de Castellón. Ello es gracias a las últimas obras que se han realizado, como la instalación de una rampa que conecta el área del museo y facilita la llegada a la zona de la alca -

AVANCE. La localidad tendrá el primer castillo 100% accesible de la provincia de Castellón. Ello es gracias a las últimas obras que se han realizado, como la instalación de una rampa que conecta el área del museo y facilita la llegada a la zona de la alca -

22/01/2020

Onda emana tradición reflejada en su imponente Castillo, una gran joya del siglo X que corona la ciudad, y que todavía hoy vigila a sus habitantes. Fue declarado conjunto histórico-artístico en 1967 y, posteriormente, Bien de Interés Cultural. En la actualidad, esta fortaleza es la primera 100% accesible de la provincia de Castellón. De hecho, las personas con movilidad reducida podrán pasear por el interior gracias a la reciente instalación de una rampa que conecta con el museo de Historia y Arqueología Local, donde se encuentran las famosas yeserías musulmanas del siglo XIII. La rampa facilitará el acceso a la Alcazaba, palacio islámico del siglo XI.

Ciudad museística. La ciudad alberga innumerables museos como el Molí de La Reixa- Onda Natura, un centro de interpretación del agua, en el que los visitantes pueden conocer la historia del agua y del Parque Natural Sierra Espadán. Otro de los tesoros que se encontrarán será la mayor colección de paleontología y mineralogía de la provincia.

Este museo se adapta a los nuevos tiempos, por lo que cuenta con paneles interactivos en los que mayores y pequeños descubrirán la tabla de elementos o experimentarán la sensación de descubrir un fósil. Otro de los encantos es la visita al molino de agua antiguo que da sentido a su nombre.

Por otro lado, Onda ha sido conocida nacionalmente como la ciudad del azulejo por su extensa y variada tradición cerámica. Por lo que en toda visita no puede faltar la cita con el Museo del Azulejo Manolo Safont, en cuyo interior se encuentran más de 80.000 objetos cerámicos que abarcan desde baldosas de época romana hasta producciones actuales.

Un bonito, curioso e interesante paseo por la evolución del azulejo en el que se encuentran las mayores colecciones cerámicas procedentes de hornos de talleres e industrias locales de hace más de 200 años. Actualmente, hay tres artistas cerámicos que se dedican bien como ‘hobby’ o en su totalidad, a vivir de la cerámica artística y que poseen tiendas físicas en Onda para que los turistas compren piezas artesanas.

Otro de los museos interesantes es el de Ciencias Naturales El Carmen, que presenta unas excelentes colecciones con más de 10.000 ejemplares de los mundos animal, vegetal y mineral. Destacan más de 2.000 especies de mamíferos, peces, reptiles, crustáceos y batracios, cerca de 1.000 especies en la sección de entomología, más de 1.500 plantas, 2.000 minerales y 500 fósiles.

Parajes naturales. La localidad también es paraíso del senderista, ya que es la puerta natural de entrada al Parque Natural de Sierra Espadán y a la comarca del Alto Mijares. Por no hablar de algunos de sus Parajes Naturales como El Salvador, el embalse del Sitchar, l’Assut y el Toll d’Ascla. Ofrece una interesante oferta de turismo natural y deportivo con actividades como el barranquismo, las ciclo rutas BTT, escalada, espeleología, kayak, rafting, paddle surf y demás deportes acuáticos.

Gastronomía. Pero en Onda también se come, y lo hace ofreciendo platos como el arroz al horno, la ‘olleta’ y la paella, o postres tan típicos como les ‘pilotes de frare’ o els ‘pastissets’. Onda es gastronomía. Durante el mes de enero hasta el 9 de febrero, diferentes restaurantes ofrecen muestras de productos gastronómicos de la Comunitat, cenas y comidas con maridaje y coctelería, jornadas de cocina tradicional de Onda, cursos de cocina y un Festival de la Trufa Negra con un menú degustación monográfico único.

Otra de las posibilidades que ofrece es el turismo de autocaravanas, en el que disponen de ocho plazas de aparcamiento abiertas todo el año dentro del núcleo urbano de la ciudad. Una ciudad abierta a ser descubierta y que atrapa al visitante entre las calles estrechas y silenciosas del conjunto histórico.

Noticias relacionadas